10 años después…

10 años después…

Compartir

Escribe: Manuel Eduardo Noya Quintana

Diez años de “Modelo”. Diez años de un “Estado Presente”. Diez años de “Crecimiento a Tasas Chinas”.  Diez años de aumento de presión impositiva. Diez años de crecimiento del empleo público.

Diez años, y cuando ocurre una tragedia de esta magnitud, toda la ayuda viene de parte de los privados. Si, de esos mismos privados que con nuestros impuestos sostenemos al estado, somos los que estamos ahí. Llevando alimentos, colchones y frazadas. Haciendo un pasamanos con la gente de Red Solidaria. O separando y organizando las donaciones con los Boy Scouts. O difundiendo los puntos de ayuda en las redes sociales.

Diez años después, nosotros, los egoístas, los que “queremos menos estado para beneficiarnos económicamente y que el resto se joda”, somos los que estamos ayudando a los que, supuestamente, se benefician con el aumento de los impuestos.

Diez años después, los supermercados y productores, ayer “formadores de precios y creadores de inflación”, están donando lo que el estado debería proveer.

Diez años después los “medios monopólicos que desinforman” son los que están las 24 horas brindando información y haciéndole saber al gobierno dónde hay gente, porque el gobierno no se enteró. Mientras “La Tv Pública” no cumple con su supuesto rol social, y sigue con su programación habitual.

Diez años después…

Diez años después, cuando realmente importa, y el estado hace agua, acá estamos, nosotros, los privados, los egoístas, los que no entendemos nada, los que golpeamos las cacerolas porque queremos proteger nuestros bolsillos, los que nos vestimos bien y vivimos en Recoleta, los que queremos que los goles sigan “secuestrados”, los tilingos, los fachos, los gorilas, los cipayos, los antipatria, los antipueblo…

Diez años después, acá estamos, como estuvimos siempre, y como siempre vamos a estar. Ayudando.

Aunque el estado nos siga robando. Aunque desde el estado nos sigan insultando.

Acá estamos.

mnoyaquintana@thetgpost.com
Artículo originalmente publicado en theTGpost.com

Compartir