Así fue la reconquista de las Islas Georgias, tras 74 años de...

Así fue la reconquista de las Islas Georgias, tras 74 años de usurpación

Compartir


Escribe: Oscar Víctor Bulfon – Capitán de Fragata de Infantería de Marina (R)

Fui el Jefe de Operaciones e Inteligencia del Batallón de Infantería de Marina Nº 1 de la Brigada. El 28 de marzo de 1982 solo quedábamos yo y la guardia, más una Compañía de tiradores en el campo de adiestramiento. El resto, inclusive el Capitán Pedro Giachino, estaba embarcando para iniciar la travesía a Malvinas.

Cuando me llega la orden de organizar una Sección reforzada, para embarcar de inmediato, eran como las 14 hs. Así comenzó la historia de la fracción de Infantería de Marina (I.M.) que reconquistó Grytviken, en la British Antartic Survey de las Islas Georgias del Sur.

Iban al mando del Teniente de Navío I.M. Guillermo Luna y, como Segundo, el Teniente de Corbeta I.M. Roberto Giusti. A bordo de la Corbeta ARA Guerrico son informados del Objetivo y la posibilidad de Desembarcar.

Islas Georgias del Sur, imagen satelital (NASA).

El 2 de abril a la noche, arribados a Georgias, navegan para encontrarse con el Buque Polar ARA Bahía Paraíso, donde son transbordados con su equipo y armamento. A las 11:15 del 3 de abril, un Allouette [helicóptero de combate francés] armado y la Corbeta encabezan la entrada a Caleta Vago, seguidos de un helicóptero Puma del Ejército, con el Jefe del Grupo de Desembarco y un Grupo de I.M.

La primera ola de asalto desembarca cerca del muelle de King´s Edward Point, avisados de que había británicos armados en la cima advertidos por el Allouette. El Puma despega nuevamente por la ruta de retirada hacia la cubierta de helicópteros y, mientras el primer grupo intercambia fuego con la posición defensiva del enemigo, emprende el vuelo de la Segunda Ola de asalto, con un grupo de I.M. y una ametralladora.

Al pasar frente de la posición enemiga recibió una cerrada descarga de armas automáticas. Los conscriptos Águila y Almonacid caen muertos y hay varios heridos, inclusive el Jefe de Grupo. El Teniente Giusti abre fuego desde el portón abierto mientras el helicóptero cae humeando hacia la costa opuesta, como a 500 metros.

Capitán Oscar Víctor Bulfor.

El golpe del aterrizaje forzoso no es tan fuerte y la Infantería puede saltar rápidamente, sacando las bajas del interior. Mientras se agrupa la I.M., el segundo Jefe, junto con un conscripto y la MAG, suben a la altura que los cubre y abren fuego sobre la posición británica. El Buque abre fuego con 12.7 y el cañón principal se traba; en ese momento también recibe fuego de ametralladoras sobre la cubierta, con varias bajas. 

El momento culminante fue cuando comienza a recibir impactos en el casco de cañones antitanques ingleses mientras a toda máquina maniobra para salir a mar abierto nuevamente. La Corbeta se rearma en una dramática segunda entrada mientras cañonea la posición defensiva. El Jefe Británico, a las 13.00 hs., rodeado, pide parlamentar.

A las 13:15 hs. se rinde con uno de los Royal Marine herido. El Allouette siguió transportando a los tres morteros de 60 mm hasta la Vieja Factoría Ballenera. Mientras, se acercaba una lancha de desembarco en donde el Grupo de apoyo al mando del Teniente de Navío Astiz llevó los prisioneros a bordo.

Diario de Malvinas: “Así empezó la guerra para mí”

El Allouettte hizo lo mismo con los dos heridos. Las Islas Georgias del Sur fueron reconquistadas después de haber dejado de ser Argentinas en 1908. A las 17 hs. recibí la noticia por teléfono, en el Batallón, desde el Comando de la I.M.

“Tiene cuatro bajas, dos muertos (Aguila y Almonacid) y dos heridos: Borquez y Pérez. Prepárese para recibirlos en Espora”. Ya estaba habituado. El día anterior, a las 11 de la mañana lo había recibido al 2do. Comandante, Capitán Giachino… Éramos el Batallón que tuvo las primeras bajas de la guerra de 1982, honrosa aunque triste circunstancia. Me estaba preparando para ir como refuerzo de mis hombres a las Islas Georgias. No había mucho que pensar.

El resto del Batallón todavía no regresaba de Malvinas y, con él, mi Comandante.

(Base de I.M. Baterías, BIM 1, 20 hs., 3 de abril de 1982) Diario del N/3.

Continuará…


Se agradece al escritor e investigador Sebastián Miranda la revisión de este artículo.


¡Escribe tu propia Carta de Lectores… ya mismo!

Compartir