Cuando yo era progre…

Cuando yo era progre…

Compartir

progre


Captura

Por Manucho Noya Quintana (*)

Recuerdo que hace muchos años, allá entre 199yPico y 2000yMonedas, yo pensaba muy distinto a como pienso hoy en muchas cosas.

Recuerdo creer que los maestros eran vagos, que trabajaban 4 horas por día (cuando iban a dar clases y no se tomaban una licencia o tenían alguna “jornada de capacitación”), y que tenían un montón de vacaciones. Con el tiempo, entendí que el laburo de un maestro no era tan sencillo, que tenían una responsabilidad enorme y que su trabajo les exigía muchisimo más que cuatro horas diarias.

También por esos tiempos, yo decía “no están tan mal en las villas, fijate que tienen antenas de Direct Tv”. Con el tiempo, me hicieron entender que la Tv era probablemente el único escape que tenían los pobres a su triste realidad, que no era un lujo, sino una necesidad. En definitiva, tener Tv paga en la villa no era signo de progreso.

Cuando fue el caos del 2001, y la gente estaba en las calles reclamando, rompiendo todo y logrando que se fuera un presidente democráticamente electo, yo estaba en contra. Yo pensaba que la manera de hacer las cosas era otra, que para algo teníamos un sistema democrático y que los mandatos debían cumplirse. Había que esperar a que terminara el período por el cual el presidente había sido electo. En aquella época, incluso llegó a decirme, la que por entonces era mi novia, que yo era “un enemigo del pueblo”. Tarde pero seguro, entendí que algunas veces la situación llega a un punto en el que no se puede seguir adelante.

Aparentemente, con las declaraciones que de a poco va dejando caer por ahí Cristina Fernandez de Kirchner, en aquellos años, pese a que todo el mundo me decía que yo era un facho, en realidad era un progre incomprendido.

Y soy un facho ahora…

Si alguien me lo puede explicar, se agradece…

Fuente: Yo, opinólogo

Compartir