El Mayor Vic intentó quitarse la vida en el Penal de Chimbas

El Mayor Vic intentó quitarse la vida en el Penal de Chimbas

Compartir

Portada Vic

Padece trastorno psicótico y habría consumido veneno para ratas. Ocurrió tras 23 días de huelga de hambre y medicamentos en reclamo de legalidad y prisión domiciliaria. Había pedido ser enterrado en Mar del Plata, junto a su madre.


El Mayor Eduardo Daniel Vic, Preso Político de 65 años detenido en el Penal de Chimbas (San Juan), intentó quitarse la vida tras 23 días de iniciada la huelga de hambre con la que realiza el doble reclamo de hacer oír sus derechos como de ser enviado a prisión domiciliaria. Las primeras versiones dan cuenta de que habría consumido veneno para ratas por lo que se encuentra internado en grave estado en el Hospital “Marcial Quiroga” de la capital cuyana.

Off the record se pudo saber que en la tarde de hoy se descompensó en el horario de visitas, tras lo cual se halló un envase de raticida a la par de su cama. Fuentes consultadas aseguran que Vic está decidido a cerrar esta historia como sea, “ya que no aguanta más esta situación” de desamparo judicial. Su hermano, Gabriel Vic, había dicho a www.DAVIDREY.com.ar: <<Yo ya no espero justicia. Espero compasión. ¡No maten a mi hermano!>>.

Vic, miembro de la compañía de infantería del RIM 22 entre 1976 y 1977 e imputado por supuestos delitos de Lesa Humanidad, presenta además trastorno psicótico, tal cual lo refrendó nada menos que el Juzgado Federal N° 2, por lo que su situación amerita un tratamiento especial en un sitio específico, cuestión recientemente despreciada por el doctor Frías, médico de Chimbas, quien aseguró que el prisionero “está bien de salud”, más allá de los ocho kilos que lleva perdidos y el Parkinson que también le afecta.

A Vic le imputan varias causas de Lesa, entre las que destacan la desaparición de la modelo y activista montonera Marie Anne Erize y la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos a la jueza y querellante Margarita Camus. Mientras que el imputado se encontraba en Tucumán durante la desaparición de Erize ocurrida en San Juan, Camus lo “recuerda” a su secuestrador “rubio y de ojos azules”, rasgos para nada explicativos de la fisonomía de Vic (ver foto de portada). El juez de la causa, Leopoldo Rago Galo, jamás ha dado lugar a estos argumentos fácilmente ostensibles.

Lea: Preso Político en huelga de hambre pide que lo entierren junto a su madre: “Llévenme con ella”

Puesto en prisión en el año 2009, fue luego liberado en 2010. Pero en 2011 el Tribunal de Casación revocó esa excarcelación y recién lo detuvo en 2015 en la ciudad de Córdoba. Ofrecían por él hasta 500 mil pesos de recompensa a quien brindara información sobre su paradero. Ha sido procesado por los delitos de privación ilegí­tima de la libertad, asociación ilí­cita, tormentos y homicidio agravado, aunque aún no ha recibido condena alguna. Exactamente 23 días de huelga de hambre llevaba al momento de ingerir, según se presume, veneno para ratas. Su hermano, Gabriel Vic, había dicho a www.DAVIDREY.com.ar que el prisionero le pidió ser enterrado en Mar del Plata, junto con su madre.

El Mayor Vic completa la larga lista de Presos Políticos en Argentina, es decir, de aquellos que han sido apresados mediante fraudulentos artilugios legales que reprime con cárcel a quienes lucharon contra la subversión en los años 70 hasta derrotarla, y reinvidica, ensalsa e indemniza a los derrotados de entonces, es decir, a los integrantes de los ejércitos terroristas de ERP y Montoneros. Y se circunscribe al reducido número de reos que han elegido reclamar legalidad para sus juicios y prisión domiciliaria mediante la modalidad de iniciar huelgas de hambre, medidas que ciertamente les han dado buenos resultados a prisioneros como el comisario Claudio Kussman y el general Eduardo Cabanillas.

Al finalizar esta edición, se hace imposible conseguir mayores precisiones respecto del estado de salud del Mayor Vic debido al hermetismo que imponen las autoridades respecto del caso. Hubo quien pretendió allegarse para obtener información, pero recibió por respuesta que “el ‘genocida’ tiene custodia policial y el horario de visitas no existe”. Este mismo medio intentó obtener información por teléfono, la cual le fue negada desde el Hospital “Marcial Quiroga”.  Trascendió, no obstante, que se recupera en el hospital… “esposado de pies y manos”.

Compartir