El Papa, los medios “dañinos” y el país de la “media verdad”

El Papa, los medios “dañinos” y el país de la “media verdad”

Compartir

0010219703


David ReyEscribe: David Rey

Precisamente… es un titular “dañino”. No el mío, lector… sino el que usted puede apreciar en la imagen de abajo y que corresponde al portal informativo Infobae (puede leer la nota en cuestión AQUÍ).

Es verdad. Tiene razón el papa Francisco cuando dice que “los medios pueden ser dañinos”.

Resumidamente, el Papa dijo – en una entrevista para un semanario belga – que “los medios tienen una gran responsabilidad, que pueden ser los constructores de la sociedad, pero que también pueden pecar y por lo tanto volverse dañinos, ensuciar a las personas e informar con «medias verdades»”.

img-20161207-wa0055Como vemos, el titular que Infobae recoge para referirse a la charla del Papa es engañoso y malintencionado. Dañino, en fin. En ningún momento de la entrevista el Papa se manifiesta “en contra” de los medios (tal como reza el título que vemos en la imagen).

Es una pena que la entrevista del medio belga no haya reflejado una postura definida de Francisco respecto de los lamentables acontecimientos que por estos días tienen lugar en varias iglesias argentinas. Quizás subrepticiamente el Papa haya querido contestar al revuelo mediático que lo mismo ha logrado.

El Papa tiene razón: los medios tienen una gran responsabilidad, pero también pueden obrar de modo dañino. Y, por lo tanto, incurrir en “medias verdades”.

Pero tengo que decirle algo, Padre… Usted, hoy, se queja de los medios, pero no se olvide que también Usted ha sabido abonar, más de una vez, ese derrotero “dañino” en que incurren muchos medios, mientras que prácticamente nunca lo escuché a Usted enfrentar de algún modo las pérfidas “medias verdades” que tanto, pero tanto daño le han hecho a nuestro país (el suyo también) y que incluso a Usted mismo lo llevaron a sentarse, en su momento, en el banquillo de los acusados.

No se olvide, Padre, que el país de las “medias verdades” a usted lo quiso meter dentro de una cárcel bajo cargos de delitos de Lesa Humanidad. ¿Se acuerda?

Es verdad, Padre… los medios pueden ser dañinos. Pero esta vez, no son los medios… Es la política, la misma política que Usted también supo fomentar, ya sea enviándole un Rosario a la delincuente Sala, aceptando una “cruz comunista” por parte del presidente Evo Morales o recibiendo al dictador Nicolás Maduro, entre tantos despropósitos más.

Hoy, precisamente hoy, los medios no quieren desinformar respecto de los aberrantes casos de abusos de menores por parte de sacerdotes en distintos lugares de Argentina. Hoy los medios precisan la respuesta de parte suya sobre esta situación y que Usted, haciéndose el distraído, evita pronunciar.

La responsabilidad de los medios es grande, sí. No tan grande, sin embargo, como la suya.

Más dañino que cualquier artículo periodístico ha resultado el cobijo que el Vaticano ha brindado a los peores degenerados, y más dañino que cualquier medio informativo ha sido que Usted mismo se haya regodeado con los más destacados delincuentes del kirchnerismo, es decir, los padres de esa cultura de la “media verdad” de la cual ahora, Usted se queja.

Con todo respeto, Padre… bienvenido al club. Ya somos muchos miles de personas los que padecemos el absurdo de vivir en el país de la “media verdad”.

Compartir