Ni ERP ni Montoneros lo hicieron. Manifestantes “mapuches” quemaron bandera argentina

Ni ERP ni Montoneros lo hicieron. Manifestantes “mapuches” quemaron bandera argentina

Compartir


Escribe: David Rey

La calma no parece retornar a El Bolsón, Río Negro, epicentro de convulsiones “sociales” cuyos coletazos alcanzan a todo el país. A las manifestaciones que comunidades mapuches realizan tanto en reclamos territoriales como para exigir la liberación de su líder Jones Huala (recientemente apresado y reclamado por la justicia chilena), a la represión llevada a cabo por Gendarmería Nacional y a la supuesta desaparición durante una protesta de Santiago Maldonado, debemos sumarle un hecho que ocurrió ayer y que circula como reguero de pólvora a través de las redes sociales.

Antes que un acto vandálico aislado, se trata de una provocación más que significativa: esta vez, la agresión “mapuche” apuntó nada menos que contra los Gendarmes Caídos en la Guerra de Malvinas previo nada menos que a prender fuego una bandera argentina. En efecto, fueron captados por una cámara filmadora el preciso momento en que un manifestante encapuchado pintarrajea las placas conmemorativas de los gendarmes y el instante en que hacen arden la insignia patria.

Las placas violentadas corresponden al Sargento Ayudante Ramón Gumercindo Acosta, al Cabo 1º Víctor Samuel Guerrero, al Subalferez Guillermo Nasif, al Cabo Julio Ricardo Sánchez, al Gendarme Juan Carlos Treppo y al Cabo 1º Marciano Verón. Se trata de la Unidad con mayor porcentaje de Caídos en relación al número de combatientes. El incidente ocurrió ayer (11 de Agosto) durante una manifestación en el escuadrón 35 de El Bolsón, Río Negro, para reclamar por la aparición con vida del militante anarquista Santiago Maldonado, sospechado por la agrupación mapuche de haber sido arrestado por Gendarmería.

Por su parte, la bandera nacional incendiada (hecho visiblemente celebrado por los presentes) había sido previamente pintada con las inscripción de “Gendarmes asesinos”.

El grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que comanda Jones Huala, ha sido anteriormente denunciado por la misma comunidad mapuche por llevar a cabo nada menos que “actos de terrorismo”, quienes además requirieron la presencia de la Gendarmería a fin de mitigar los incesantes actos vandálicos del que incluso ellos mismos son víctimas. Días atrás, la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que “la RAM está financiada por una organización inglesa”, además de rechazar las acusaciones vertidas por el Centro de Estudios Legales (CELS, también financiado por Reino Unido) que preside Horacio Vertbisky, exmiembro del terrorista Ejército Montonero.

Fuentes consultadas, confirman a RosarioNEWS que el grueso de los manifestantes “son pobres gentes que no tienen ni idea” respecto de los diversos reclamos mapuches. Las escenas, en fin, hablan por sí solas. De hecho, no es la primera vez que en Argentina una organización terrorista desprecia la bandera nacional en función de emplear la propia, aunque hasta el momento nunca antes se había registrado que fuera públicamente incendiada la insignia patria.

Vale destacar que este hecho ocurre apenas después de que organizaciones de Derechos Humanos, patrocinadas desde Reino Unido, “profanaron” las tumbas de los Caídos de Malvinas en las Islas, a quien definen como “NN”, hecho que fue absolutamente repudiado por los mismos familiares.

Respecto de la desaparición de Maldonado, Bullrich supo expresar que “es la búsqueda de personas más difícil desde que estoy en el Gobierno, porque no hemos tenido el lugar donde vive, no sabemos quiénes podían ser las personas que estaban cerca, no hemos podido hablar nadie”. La ministra, por lo pronto, desliga a la Gendarmería de cualquier responsabilidad respecto del paradero del manifestante, del que no hay registros de que efectivamente haya sido apresado en la marcha por la liberación de Jones Huala.

Por su parte, el director de Veteranos de Guerra de Río Negro, Rubén Pablos, expresó en un comunicado “su más enérgico rechazo a los actos acontecidos”, en tanto que señaló que “respetamos y valoramos la cultura de los pueblos originarios, sabemos de su comportamiento de respeto con los estamentos nacionales, de promesa con nuestra insignia patria que también es la de ellos, y también  conocemos  el honor y valentía con que la han defendido en la guerra de Malvinas,  teniendo estas comunidades  un porcentaje significativo dentro de los caídos en la guerra citada”.

La declaración de Pablos se completa con que “estos manifestantes no representan el espíritu de los pueblos originarios, exigimos a las autoridades nacionales un urgente esclarecimiento del hecho, se identifique a los responsables y cumplan las penas que les corresponden. No permitiremos que se mancille el honor de nuestros compañeros Héroes de la Patria como tampoco permitiremos que se ataque la bandera nacional ni nuestras instituciones”.

(Se agradece al escritor Sebastián Miranda y a la periodista Silvina Batallanez por la ayuda brindada). 

Compartir