¡Es papá!

¡Es papá!

Compartir

telefon


Escribe: Guada Jones

¿Cuántos de ustedes se ponen “contentos” al atender el teléfono y escuchar: “éste es un llamado del servicio Penitenciario…”?

Antes… yo era una de las que cortaba pensando que era un “secuestro virtual…”. Ahora soy una de las que grita cuando escucha este mensaje: “¡Es PAPÁ!”, con una sonrisa en la cara por escuchar su voz a mas de 1700 km… Ahora podemos gritarlo con una sonrisa al escucharlo al otro lado del teléfono…

Las primeras llamadas eran con la voz cortada y nos pasábamos el teléfono para que no nos escuche llorar… y si estaba sola… le cortaba el teléfono para que no me escuche llorar y lo volvía a llamar al teléfono público del pabellón después de un largo rato y simplemente le decía “creo que sigo con el teléfono pinchado…se corta”, sólo para que no se de cuenta que le cortaba porque sabía que él también lloraba del otro lado de la línea…

Sé que después de 2 años de vivir así y conocer un montón de nuevos amigos que comparten la misma historia me van a entender… pero para los que no viven nuestra historia, esto es un ejemplo para que puedan conocerla y entender un poco por lo que vivimos y lo que se siente cuando del otro lado del teléfono se escucha:

«Éste es un llamado desde el servicio penitenciario federal…».

¡¡¡Es papá!!!!

Compartir