Holanda advierte la creación de un “narco-Estado”

Holanda advierte la creación de un “narco-Estado”

La policía afirma que muchas víctimas no denuncian incidentes y las bandas organizadas tienen libertad de acción.

Compartir


Escribe: Daniel Boffey (*) (**)

Holanda comienza a parecerse a un narco-Estado y la policía no puede combatir el surgimiento de una economía delictiva paralela, ha advertido un informe de la Asociación Policial holandesa.

Los datos oficiales indican que hay una tendencia descendente de los delitos pero los oficiales de la policía afirman que muchas víctimas han dejado de informar incidentes, mientras que a la mafia del crimen organizado se le ha dado libertad de acción.

«Con el personal y los recursos actuales solo se puede enfrentar a uno de nueve grupos criminales», indica el informe entregado al diario De Telegraaf. «Los agentes observan que delincuentes menores se convierten en ricos empresarios que se establecen en la industria hotelera, el mercado inmobiliario, la clase media, las agencias de viajes».

El documento del sindicato policial holandés, basado en entrevistas a 400 agentes de la policía, agrega: «Holanda cumple muchas de las características de un narco-Estado. Los agentes ven el surgimiento de una economía paralela».

Los críticos de la gedoogbeleid holandesa (política de tolerancia) con respecto a la venta de cannabis en bares y el estado legal de la prostitución en el país, sostienen que involuntariamente se ha convertido a Holanda en un centro principal para el tráfico de drogas y personas.

Una gran mayoría del éxtasis que se consume en Europa y EE. UU. proviene de laboratorios en el sur del país, que están cada vez más manejados por bandas marroquíes involucradas en la producción de cannabis. La mitad de los 5,7 mil millones de euros de cocaína que se consume en Europa por año ingresa por el puerto de Rotterdam, según Europol.

La asociación policial holandesa solicita la incorporación de otros 2 mil oficiales. Los críticos considerarán que esta contundente afirmación sobre el aumento del crimen organizado es un intento por obtener más dinero del gobierno central.

Sin embargo, los resultados concuerdan con un informe filtrado anteriormente este año, redactado por la oficina del fiscal del gabinete holandés.

Aunque hubo una reducción del 25% en la cantidad de delitos registrados en los últimos nueve años, por debajo de 1 millón, el artículo informó que 3,5 millones de delitos que se producen cada año no se denuncian. Además, el informe plantea el temor de que las autoridades estén frente a «una desventaja insalvable».

El intendente de Ámsterdam, la fuerza policial local y el fiscal de la capital holandesa también advirtieron públicamente este mes sobre el crecimiento del crimen organizado y el cambio hacia formas de delitos más invisibles insertados en los barrios y, con frecuencia, fuera del control y mira de las autoridades.

El jefe de la policía de Ámsterdam, Pieter-Jaap Aalbersberg, sostuvo que su fuerza empleaba entre el 60% y el 70% del tiempo para intentar combatir asesinatos relacionados con bandas.

Los jóvenes estaban dispuestos a cometer asesinatos por una mínima suma de 3 mil euros», dijo en una entrevista este mes. «En la década del 80 y del 90, los sicarios profesionales venían del extranjero por 50 mil dólares», dijo Aalbersberg. «En los últimos años vemos a jóvenes de Ámsterdam».

Mientras la policía lucha por resolver los delitos más notorios, se afirma que los oficiales no pueden resolver otros tantos.

El informe del sindicato policial holandés, publicado el martes, advierte que los delincuentes que apuntan a las personas ancianas y vulnerables suelen salir impunes, y se estima que solo el 20% de dichos delitos se denuncian en la policía.

«La cantidad de delitos contra las personas vulnerables ha aumentado debido a la mayor cantidad de población anciana y más recortes en la atención de la salud», indica el informe. «En particular, los robos, fraudes y violencia contra los ancianos y las personas vulnerables ha aumentado enormemente y se le presta atención insuficiente».

El ministro de Justicia y Seguridad de Holanda, Ferd Grapperhaus, reconoce haber recibido el informe de la policía que advierte sobre la «falta de capacidad para combatir el crimen organizado». Afirmó: «Es señal de que debemos tomarlo seriamente. Este gobierno reconoce la necesidad de invertir en la fuerza policial».

«Por consiguiente», continúa, «invertiremos más dinero en los próximos años: un promedio de 267 millones de euros por año. También hemos otorgado fondos para combatir el crimen organizado (100 millones de euros). Sin embargo, el ministro de Justicia destaca que la policía holandesa, junto con el fiscal de la Nación, están obteniendo resultados eficaces en la persecución de delitos relacionados con drogas. Por lo tanto, el término ‘narco-Estado’ no es un calificativo que yo utilizaría».

(*) Sustraído de The Guardian (Inglaterra);
(**) Traducción a cargo de Sonia Caballero – Periodismo> para periodistas.

Compartir