La justicia argentina que no se ve (mi huelga de hambre)

La justicia argentina que no se ve (mi huelga de hambre)

Compartir

Escribe: Martín Rodríguez (*)

Fui acusado, juzgado y condenado por una justicia “armada” por el gobierno más corrupto y ladrón que tuvo la historia argentina.

Ahora me negaron por segunda vez la “prisión domiciliaria”, pese a tener 71 años de edad y sufrir de asma, diabetes, hipertensión arterial y dislipidemia. Pero sí se la otorgan a Milagro Sala, sana y de 53 años, quien robó, estafó, propinó “golpes y aprietes” y hasta se le acusa de un asesinato.

El periodista Doctor Rodolfo N. Yanzon en el libro “DD.HH. Nro. 7 del año III – Septiembre 2014”, al hablar de Arresto Domiciliario, caso “Tomassi” y “Caggiano Tedesco”, en sus Conclusiones dice que la ley 24660 da ese beneficio (Art.32 inc. d) al mayor de 70 años cuando no haya posibilidades de fuga y/o poder interferir, condicionar o influir en testigos (yo ya estoy condenado, estas dos características no me son aplicables) y agrega “controles efectivos para que no se burle la medida cautelar” (pulsera electrónica, a la que estoy dispuesto). Yanzon agregó “Si no existe nada de ello, quien es mayor de 70 años está en condiciones de cumplir la prisión domiciliaria, esa debe ser la solución correcta. Porque agregar el segmento de la salud para esa persona mayor es hacer que la ley diga algo que no dice. Y el derecho internacional de los DD.HH. está para lo contrario” (Pág. 166, último párrafo).

También me pregunto si la Comisión Interamericana de DD.HH. no leyó la protesta que le envié hace más de un año, ¿o necesito que un facilitador de la trata de personas y/o prostitución -como el Dr Zaffaroni- para también recibir el beneficio de M. Sala”. Y el garantismo de Slokar y Zaffaroni ¿para quiénes y cuándo es aplicable? ¿Sólo para los de Justicia Legítima, integrantes de asociaciones ilícitas o jefe de banda como de Vido, Boudou, López, etc. y para la ex presidente.

Es de destacar que el libro que menciono más arriba, fue publicado por la Presidencia de la Nación, pero pareciera que no lo leyeron.

Por todo ello es que inicio una huelga de hambre (solidos) y no tomaré más remedios, sólo tomaré agua hasta que la justicia sea igual para todos, sin interpretaciones ideológicas o personalistas.

VIVA MI PATRIA, AUNQUE YO PEREZCA EN EL INTENTO.

(*) Teniente Coronel ( R )
Preso Político y Prisionero de Guerra
Penal Federal de Güemes (Salta)


¡Escribe tu propia Carta de Lectores… ya mismo!

Compartir