Compartir

Captura


David ReyEscribe: David Rey 

El 27 de agosto un ataque terrorista en el norte de Paraguay perpetrado por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) se llevó la vida de 8 jóvenes soldados que patrullaban la zona. Los soldados se transportaban en un camión que vio interrumpido su trayecto por la explosión de una bomba, para luego ser inmediatamente cubierto por una lluvia de disparos. No obstante esto, algunos cuerpos dan muestras también de haber sido salvajemente acuchillados.

El EPP es una organización subversiva de ideología “marxista-leninista” fundada en los años 90 y adiestrada nada menos que por las FARC colombianas y fogoneadas por el Foro de San Paulo. En Argentina dicho grupo delictivo podría equipararse al Ejército Revolucionario del Pueblo como al Ejército Montonero, de idéntico accionar criminal en los años setenta.

La Cancillería argentina, como corresponde, no demoró en manifestar sus condolencias por esta tragedia que enluta a todo el Paraguay, y de la que ya me abocaré de modo más exhaustivo. Desde www.DAVIDREY.com.ar no podemos menos que sumarnos con sincera solidaridad al dolor de nuestros hermanos guaraníes.

Por lo pronto, no obstante, no deja de hacerme ruido una muy singular cuestión. Si bien me parece correcto que el gobierno argentino se solidarice con la hermana Nación del Paraguay, en nuestros país resulta que toma una postura diametralmente opuesta a lo que el buen sentido dicta para con los propios argentinos: acá no sólo que ignoran a las víctimas del terrorismo subversivo sino que además “apelan” las prisiones domiciliarias de aquellos ancianos que en el pasado debieron hacerle frente – con lo poco que se podía – a organizaciones terroristas exactamente iguales a la que acaba de ocasionar una tragedia sin precedentes en Paraguay. Tiempo atrás, el gobierno macrista supo – además – reprochar la existencia de presos políticos en Venezuela, mientras que hasta el momento jamás se fijó en los Presos Políticos que hay en nuestro propio país.

Macri estará acompañado por la vicepresidenta y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (Télam)

Señor presente Mauricio Macri, ¿por qué su gobierno se solidariza con las víctimas del terrorismo en el extranjero y soslaya sistemáticamente a las víctimas locales? No se olvide que en Argentina hay miles de familias que han padecido exactamente el mismo calvario ocurrido en Paraguay (se contabilizan más de 20 mil atentados terroristas) y el propio Estado argentino es la primera entidad en mirar para otro lado mientras que por otra parte indemniza a los familiares de los terroristas de antaño cuando no a los mismos terroristas.

Señor presidente, me parece genial que Ud. se solidarice con las víctimas del terrorismo en Paraguay y donde sea. No espero otra cosa de una persona de bien. No sabe cuánto valoraría, como argentino, que también se solidarizara con las víctimas del terrorismo en nuestro propio país.

Compartir