Paula Perassi: es falsa la acusación contra la supuesta “abortera”

Paula Perassi: es falsa la acusación contra la supuesta “abortera”

Tras habérsele negado la prisión domiciliaria para que cuide de sus hijos discapacitados, su abogado, Luis Rossini, afirmó que los jueces han violado tratados internacionales. "El juicio se ha politizado", sostuvo.

Compartir
Mirta Rusñinsky. La acusan de ser la “abortera” de Paula Perassi.

Escribe: David Rey

Los domingos no siempre se pasan en familia. Y fue así que Paula dirigió sus implacables ojos verdes a su marido y le dijo que tenía que salir. Que tenía que ir a buscar la tarea escolar de uno de sus dos hijos. Nunca más regresó a su hogar. La última persona que afirmó haberla visto dijo que, entonces, estuvo reunida en un bar de Timbúes, a 11 kilómetros de San Lorenzo – de donde era oriunda – con Gabriel Strumia, no sólo su amante sino aquel de quien habría estado embarazada de seis semanas.

Desde aquel domingo 18 de septiembre de 2011, Paula Perassi, de 34 años, es una desaparecida, y en torno a su caso, tras cinco años de investigación, increíblemente sólo hay hipótesis.

Mirta Rusñinsky, una ama de casa de cincuenta años y madre de cinco hijos (dos de ellos discapacitados), es hoy la mujer sindicada por el juez Juan José Tutau de haber realizado el supuesto aborto donde Paula Perassi habría perdido la vida, por lo que dispuso su prisión preventiva mientras se espera un fallo que podría conminarla a 30 años de cárcel. “Yo no fui partera, ni conocí a Paula Perassi”, declaró la mujer ante el juez. “Esto me lo armó mi yerno (Nicolás Vásquez). Si él dice que yo hice el aborto y que supuestamente el intendente de Puerto General San Martín y su hijo fueron con una ambulancia a retirar el cuerpo de Paula Perassi… ¿por qué no está preso el señor De Grandis y yo sí?”.

Paula Perassi desapareció en septiembre de 2011. Tenía 34 años y dos hijos.

De hecho, la familia de la imputada confió a DAVIDREY.com.ar que la acusación de su exyerno no sólo que es falsa, sino que además se corresponde con un sentimiento de despecho hacia su hija, luego de que la misma decidiera la separación. Por su parte, el abogado de Rusñinsky, Luis Rossini, aseguró a este mismo medio que, si bien la desaparición de Paula “data del 2011, hasta el año 2014 Mirta ni figuraba en la causa”.

Rusñinsky: “Si yo estoy presa, ¿por qué no está preso el intendente De Grandis, quien fue el que habría retirado de mi casa el cuerpo de Paula Perassi?”. 

“Él (el exyerno de Rusñinsky) estaba convencido”, explicó Rossini, “de que la separación se produce porque la madre ‘le llenaba la cabeza a la hija’. Él mismo lo declaró así en la causa, no es un chiste. Contó, además, que un remisero de Timbúes (Roberto Bonetto) le dijo que ´si vos querés tenerla cortita a tu suegra, decile que vos sabés que ella tiene algo que ver con el caso Perassi’, y que ella fue quien practicó el abortó” que terminó con la vida de Paula. Rossini detalló, además, que Vásquez se allegó con este relato al programa radial de “El Negro” González Oro, en Buenos Aires, pero que allí la producción “no lo tomó” debido a que consideró que lo mismo se correspondía con una rencilla familiar.

El doctor Rossini, abogado de Mirta Rusñinsky, ha denunciado graves irregularidades por parte de los jueces.

No conforme con esto, Vázquez, se dirigió directamente a la familia de Paula Perassi para acusar a Rusñinsky. Si bien Alberto Perassi en un principio tampoco prestó demasiada atención al testimonio de Vázquez, sus abogados decidieron llevarlo a declarar a Asuntos Internos. Allí el exyerno refirió sobre otros abortos que habría practicado Mirta y que, incluso, en casa de la misma habría visto una tableta de Oxaprost, un analgésico (diclofenaco) cuya contraindicación es la de inducir abortos. Tras un allanamiento al domicilio de Rusñinsky (que Vázquez frecuentaba para visitar a su hijo), los investigadores finalmente dieron con dicha medicación.

Nicolás Vázquez. Denunció a su exsuegra de ser la “abortera” de Paula Perassi.

“Esto es todo”, concluyó Rossini, quien además aseguró que el mismo remisero al que Vásquez refirió como su fuente negó rotundamente haber dicho semejantes cosas sobre Rusñinsky. “Es una locura todo esto”, aseguró. “El juez entendió que el remisero ‘se asustó’ por la repercusión que tuvo el testimonio de Vázquez en el caso Perassi y entonces se rectificó y no quiere decir la verdad”.

El mensaje de What’s App donde Vázquez le dice a su excuñada que recibió dinero por declarar contra Mirta Rusñinscky.
El diálogo de What’s App donde Vázquez asegura que “manipularon todo” y que él “jamás dijo” que Rusñinsky era la “abortera” de Perassi.

Por si esto fuera poco, entre tantas rarezas que han aflorado en esta historia, destaca que es el mismo Nicolás Vázquez quien prácticamente “niega” la acusación contra su exsuegra, tal como podemos apreciarlo en conversaciones de What’s App que él mantuvo con una de las hijas de la imputada. Más extraño resulta que él mismo haya confiado que Perassi, el papá de Paula, le pagó para que declarara en el juicio. Vázquez dijo que “lo han manipulado todo” y que él “jamás dijo que Rusñisky sea la partera” de Paula. Por otro lado, afirma que el papá de esta última le dio, primero, $ 800 y que luego le pagó un turbo para su vehículo Megane (ver recortes).

Vale destacar que DAVIDREY.com.ar tuvo acceso a audios telefónicos donde Nicolás Vázquez habla respecto de estar “amenazado” y de temer por su vida (delicada información que será abordada en futuros trabajos periodísticos).

“Aunque Rusñinsky hubiera sido la partera, tendría que cumplir prisión en su casa porque tiene dos hijos discapacitados que sólo ella puede atender y la ley, por eso mismo, le adjudica la detención domiciliaria”.

Rossini, en tanto, también afirmó que “nosotros estamos deseosos de que ocurra el juicio, porque allí se va a demostrar la inocencia de Rusñinsky. Esta causa es política; hay implicados y detenidos ocho policías, entre ellos dos jefes. La causa se ha politizado… a punto tal que la Cámara de Rosario les había dado la libertad a todos y la Corte de la Provincia revirtió el fallo”. El abogado también relativizó dicho fallo ya que “otro de los indicios para llegar a Rusñinsky es que la última vez que se la vio a Paula Perassi (junto con Strumia y un empleado) es en un bar, en Timbúes, a dos cuadras de la casa de mi defendida. En Timbúes (4 mil habitantes), ¡está todo a dos cuadras! Es decir, esto tampoco es un indicio…”.

Vale destacar que el doctor Rossini, al igual que el anterior abogado de Rusñinsky, ha solicitado infructuosamente la prisión domiciliaria para la imputada no por otra razón que para permitirle cuidar de dos hijos discapacitados que tiene, ambos con epilepsia y un retraso madurativo superior al 90 por ciento. “El juez pretende”, confió, “que los que cuiden a esos chicos sean su padre putativo, que es camionero y vive viajando, o su hija de veinte años. Es lo más increíble de todo…. El fallo que no le da la domiciliaria se basó en la posibilidad de peligro de fuga, ¡cosa que no estaba tratada en el mismo fallo! No era competencia de la Cámara”.

Por otra parte, Rossini precisó que “el fallo dijo que ‘hablar de derechos de hijos con capacidades diferentes cuando estamos con una figura de aborto es paradójico’. ¡Es un disparate! Es que aun, si mi cliente hubiera sido ‘abortera’ como dice el fallo, los chicos tienen su derecho para que los atienda la madre y por lo tanto la ley contempla que la detención sea domiciliaria. El derecho, en realidad, no es de la madre sino de los chicos con capacidades diferentes. Ella no fue ‘abortera’, lo niega y no hay un solo elemento que la incrime seriamente, pero si lo fuera tendría que cumplir prisión en su casa porque tiene dos hijos discapacitados que sólo ella puede atender y la ley, por eso mismo, le adjudica la detención domiciliaria. Esto es un disparate. Nosotros estamos yendo ahora a la Corte de la Provincia, y si ésta mantiene el disparate vamos a ir a la Corte de la Nación… además de que ya hemos hecho presentaciones en Naciones Unidas porque esto corresponde nada menos que a un tratado internacional que la Argentina estaría violando a través de sus jueces”.

Alberto Perassi. Llegó al extremo de encadenarse en Tribunales por el esclarecimiento de la desaparición de su hija (Foto: LA CAPITAL de Rosario).

Mirta Rusñisnky está detenida desde 2015 y podría enfrentar hasta 30 años de cárcel; actualmente está detenida en el Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad 5 de la ciudad de Rosario. Rossini estimó que está presa porque “es la única manera que ellos tienen de mantener su teoría. La teoría es que hubo un aborto donde fallece Perassi. La declaración de Vázquez les vino al dedo porque hasta ese momento no se habló de aborto, sino de que la habían matado. Si se les ‘cae’ Rusñinsky, se les cae esta teoría. Mi cliente no tiene un solo cruce telefónico con nadie de los involucrados; en vez, entre ellos, sí existe tal cosa”.

Al momento se encuentran detenidos el examante de Paula Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl y su empleado Antonio Díaz. Asimismo se encuentran en prisión domiciliaria los policías Daniel Puyol, Ramón Godoy, Aldo Gómez, María José Galtelli y Enrique Krenz.


Fuentes consultadas:
La Capital: Una larga búsqueda de la joven sanlorencina; Un testigo dijo que Paula Perassi habría muerto tras un aborto;
La Voz: Detienen a un empresario por la desaparición de su amante en San Lorenzo;
TN: Doble vida;
Pregón: Caso Perassi: un testigo complicó a Strumia
El Litoral: Empresario arrestado por joven desaparecida
Informadísimos 89.5: Rossini sobre la mujer acusada de aborto
Síntesis: Caso Perassi: seguirá en la cárcel la mujer acusada de realizarle el aborto a Paula
Notas: Santa Fe: escrache al juez de la causa Perassi
Rosario3: Aseguran que la “abortera” de la causa Perassi es una “perejil”.
Compartir