Preso Político en huelga de hambre pide que lo entierren junto a...

Preso Político en huelga de hambre pide que lo entierren junto a su madre: “Llévenme con ella”

Compartir

f300x0-21887_21905_0

Se trata del Mayor Eduardo Vic. Su hermano, Gabriel Vic, dijo que en el Penal de Chimbas están “esperando que se muera para sacarse el problema de encima”. Presenta trastorno psicótico y ya ha bajado más de seis kilos. La querella se completa con una jueza que, en los 70, militó en Montoneros, organización que quiso asesinarla por “delatora”.


David ReyEscribe: David Rey

“Tiene un deseo: morir. / Y una esperanza: no morir”.
Alfonsina Storni

“Cuando todos los siglos vuelven, / anocheciendo, a su belleza (…) / Todos somos hijos iguales / en la tierra, madre completa”.
Juan Ramón Jiménez

Rubio de ojos celestes. Así, la jueza Margarita Camus, describió al uniformado que supuestamente la torturó luego de ser detenida en San Juan, en calidad de militante montonera, en el año 1976. El Mayor Eduardo Daniel Vic (65), sin embargo, es más bien morocho, de pelo negro e indiscutibles ojos oscuros. La misma jueza que hizo meter preso – también, por haberla torturado – al suboficial Alejandro Víctor Lazo debido a que lo reconoció por “el perfume del jabón tocador que usaba”, es la principal querellante contra Vic, más allá de que las características físicas que ella “recuerda” correspondan más bien a un Brad Pitt antes que al criollo al que acusa.

Margarita Camus es la principal responsable del calvario que hoy sufre Eduardo Vic, Preso Político detenido en el Penal de Chimbas, en la provincia de San Juan, y que ya lleva más de veinte días de huelga de hambre: tiene el propósito de irse a su casa a cumplir prisión domiciliaria, pero en vistas de que los días pasan y en “la cárcel están esperando a que se muera para sacarse el problema de encima”, ya le pidió a su hermano, Gabriel Vic, que sus restos sean enterrados en Mar del Plata, junto a la tumba de su madre. <<Llevame con ella>>, le imploró.

Gabriel concedió una entrevista a www.DAVIDREY.com.ar, en la que afirmó: <<Yo sé que mi hermano es inocente, pero yo ya no espero justicia. Yo estoy pidiendo compasión. Por favor, ¡que no lo maten!>>. Más allá de que por su edad no debiera estar en cárcel común y de que aún no está condenado sino procesado, el Juzgado Federal N° 2 supo expedirse respecto de su salud con que el imputado presenta trastorno psicótico y que su tratamiento requiere de la inmediata internación en centros especializados, todo lo cual acaba de ser echado por tierra por el Dr. Frías, médico del Penal, quien aseguró que Vic está bien de salud y no requiere ser derivado a ninguna parte.

El Mayor Vic fue apresado en 2009 y liberado en 2010, “bajo palabra”; pero en julio de 2011, el Tribunal de Casación revocó la excarcelación y lo detuvo en 2015 en la ciudad de Córdoba, fecha hasta la que estuvo “prófugo” (ofrecían $ 500 mil de recompensa a quien brindara información sobre su paradero). El juez a cargo de la causa, Leopoldo Rago Gallo, pidió su detención en junio de 2011 para procesarlo por los delitos de privación ilegí­tima de la libertad, asociación ilí­cita, tormentos y homicidio agravado. Hasta el momento no ha sido condenado aún.

Resumidamente está preso porque su firma, por él mismo reconocida, apareció en un acta que confirmaba que él había estado (simplemente en calidad de oficial de guardia) el día que el Penal de Chimbas recibió a Margarita Camus, nada menos que la nieta del entonces gobernador de San Juan, Eloy Próspero Camus. La mujer cuenta que esa noche “la manosearon” y la torturaron, y que recién pudo “recuperar la libertad cuando pudo volverlos a mirar a los ojos”.

Claro, lo que todavía no se aclara es por qué razón Camus terminó en el Penal de Chimbas, ¡y nadie vaya a creer que porque rancios militares la “cazaron” mientras tocaba el arpa rodeada de flores y mariposas! Por más increíble que resulte, su propio abuelo fue el que la llevó allí nada menos que para “protegerla” del ejército Montonero, del cual ella era miembro, ya que los terroristas la perseguían para asesinarla por “delatora”. Como Chimbas no era el lugar apropiado para refugiar a la nieta del gobernador, la terminaron por transferir al Regimiento de Infantería de Montaña N° 22. Hoy parece que la delatora ha logrado rectificarse ante sus verdugos de antaño.

De hecho, Margarita Camus es hoy Jueza de Ejecución Penal de la provincia de San Juan, y no sólo que tiene fama de “arreglar” con los presos comunes (algunos de ellos también apresados por diversas razones en los años setenta) para que testifiquen en los juicios de Lesa como “testigos de las torturas” en Chimbas, sino que además el abogado Eduardo San Emeterio públicamente la denunció por utilizar su cargo para influir en distintas declaraciones. La jueza, nada menos que encargada de controlar las penas de los detenidos, mientras que por un lado beneficiaría con salidas transitorias a quienes declararan a su favor en las causas de Lesa, por otra parte, hay reos que han testificado su temor a represalias en caso de atestiguar en contra. Precisamente Gabriel Vic se refirió a www.DAVIDREY.com.ar en este mismo sentido; el recluso Valdés que a él le confirmó la “tramoya” en torno a Camus, finalmente no se animó a refrendarlo en la declaración: “No puedo declarar contra la jueza”, le dijo, “que me puede liberar o tenerme preso”.

El Mayor Eduardo Vic es padre de seis hijos, mientras que una de ellos falleció por cáncer en 1977, año en que la familia tuvo que emigrar momentáneamente de San Juan a Buenos Aires para realizar un tratamiento adecuado y periodo donde también “le metieron” una causa, entre las tantas que configuran la excusa judicial para tenerlo hoy encerrado y privado de absolutamente todo derecho habido y por haber. Por caso, le adjudican ser uno de los autores del secuestro de Marie Anne Erize, modelo publicitaria devenida en activista montonera, el 15 de octubre de 1976 en pleno centro de San Juan, mientras que hacía del primero de septiembre que el Mayor Vic estaba destacado en la provincia de Tucumán, dato que 120 testigos pueden cerciorar y de los cuales no ha sido llamado a declarar ninguno. La “testigo” Camus recuerda, empero, que en el RIM 22, donde se refugió para que Montoneros no la asesinara por delación, se ufanaban de haber violado a la modelo. Lástima que la “memoria” de esta señora no registre que una de las personas también imputadas y presas en San Juan, el coronel Eduardo Cardozo, sufrió la pérdida de sus padres porque una terrorista montonera les colocó una bomba debajo de la cama.

<<A los cuarenta y cinco días de que mi hermano estaba en Tucumán>>, cuenta Gabriel Vic, <<desapareció esa chica. Él ni la conocía. La única persona que lo acusa directamente a mi hermano es la doctora Camus, dice que la torturó… pero también dice que él era rubio y de ojos celestes, y de nada sirvió que hayamos presentado fotos de mi hermano de esa época, donde se lo ve con el pelo negro, bigotes y ojos bien oscuros>>.

juez-rago-gallo
El que puede decidir. El juez Leopoldo Rago Gallo es quien está a cargo de la causa, y el responsable de lo que vaya a ocurrir con el prisionero Vic.

Hoy, Eduardo Vic ya lleva más de 20 días de huelga de hambre, presenta trastorno psicótico y ya ha bajado más de seis kilos. Se encuentra totalmente recluido, incluso de sus propios compañeros; no quiere hablar con la prensa (según su hermano tampoco estaría en condiciones de hacerlo) y sólo espera irse a su casa, o morir. <<El Penal de Chimbas es un desastre. Los presos ahí están como ganado. Están hacinados>, confirma Gabriel a www.DAVIDREY.com.ar, y agrega: <<Me dijo que iba a seguir hasta las últimas consecuencias, que ya no tenía ganas de vivir. Me dijo que si algo le llegara a pasar que lo enterrara en Mar del Plata, junto a la tumba de su madre. Me pidió que la llevara con ella>>.

Eduardo Vic nació en esta tierra, y toda su alma es esta misma tierra, más allá de que quien lo acuse lo figure extraño a su propia sangre (“rubio de ojos claros”). Era simplemente un oficial de guardia cuando el mismísimo gobernador de la provincia llevó a su nieta para protegerla de Montoneros: es que a Margarita Camus, entonces de 20 años, la iban a matar por “traidora”. Él mismo reconoció haber firmado el acta que certificaba el ingreso de la delatora al Penal de Chimbas… ¿por qué mentir, por qué ocultarlo? Con seguridad, porque nunca imaginó que su propia tierra – por la que él juró lealtad – preparaba el soslayo, el olvido y la tumba. Pero su alma, a pesar de todo, no pierde el norte. Quiere volver a la tierra, a la Patria: volver al país que forjaron San Martín, Belgrano, Alberdi, Roca… Sueña un último sueño. ¡No renuncia! Volver de donde vino. Quiere descansar en paz. Quiere descansar cerca, aunque muera lejos. Vuelve a la tierra, al origen. “Llévenme con ella”. Quiere descansar junto a su madre. Es su última voluntad.

Su hermano considera que en el Penal de Chimbas <<quieren sacarse ya este problema de encima, están esperando que se muera>>. Como miles de familias argentinas que padecen el martirio de tener ilegalmente un familiar prisionero, Gabriel ya no espera que las cosas vayan a resolverse conforme a derecho y posiblemente también él desea que toda esta historia termine de una vez, pero le habita una última esperanza, una última súplica: <<Ya no pido justicia. Les pido que tengan compasión. Por favor, ¡no lo maten a mi hermano!>>.

Posiblemente sus palabras consigan atravesar toda la densa humareda de odio y venganza que tanto daño ha causado a nuestro país.


Fuentes:  
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=346806
http://www.diariolasnoticias.com/mostrarnoticia1.php?id_noticia=3158
http://www.tiempodesanjuan.com/sanjuan/2012/12/18/margarita-camus-que-hayan-manoseado-humillante-hasta-hoy-23411.html
https://hijosynietosdepresospoliticos.wordpress.com/2010/07/29/procesos-a-militares-denuncian-por-violaciones-de-derechos-humanos-a-un-juez-federal/
https://es.wikipedia.org/wiki/Marie_Anne_Erize
http://www.lavoz.com.ar/politica/detienen-en-cordoba-eduardo-daniel-vic-profugo-acusado-de-delitos-de-lesa-humanidad
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-181187-2011-11-14.html
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=552811
Compartir