¿Cómo surgió y por qué molestó tanto el video de DAVIDREY.com.ar que...

¿Cómo surgió y por qué molestó tanto el video de DAVIDREY.com.ar que exhibió la maestra en el colegio de la Boca?

Compartir
Captura de TN.

Escribe: David Rey

Al momento de detenerme a pensar qué es lo que molestó tanto del video sobre los años 70 que una docente exhibió a sus alumnos en un colegio del barrio de la Boca, en Buenos Aires, la primera respuesta que alumbra en mi cabeza es simplemente la siguiente: el video molesta porque dice la verdad y porque llama a las cosas por su nombre.

El video “de la polémica” es una producción audiovisual realizada por la agrupación La Fuerza de los Dignos, que nuclea a familiares y amigos de Presos Políticos Argentinos, difundida tanto por ellos mismos a través de las redes sociales como por el sitio web www.DAVIDREY.com.ar

Nadie ha sabido especificar, aún, el contexto con que dicha producción fue exhibida a los alumnos. Muy posiblemente los mismos alumnos, dadas las circunstancias, exigieron a los docentes “que les contaran la verdad”, motivo por el cual los mismos hayan accedido a hacerles escuchar la otra campana, la que suena en soledad en medio del carnaval seudohumanista.

El caso es que tanto los docentes involucrados como la directora del colegio Carlos Della Penna fueron suspendidos “preventivamente” de sus cargos, y sus trabajos corren serio riesgo. 

Pretender que el video “de la polémica” obedece a una línea editorial en particular sería exagerado. Proviene, en realidad, del desesperado esfuerzo de miles y miles de ciudadanos argentinos que sufren en carne propia los coletazos del “relato” y que, por lo mismo, tienen un familiar ilegalmente detenido por los mentados “delitos de lesa humanidad”. En Argentina, por cierto, hay ya más de 2 mil Presos Políticos que han sido encarcelados por “haber estado” en tal o cual lugar hace más de cuarenta años (se contabilizan ya 400 muertos en ilegal cautiverio).

Por ejemplo, mientras Armando Guevara Manrique, de 80 años, está preso preventivamente en Mendoza hace más tres años solamente por haber detenido a un subversivo (sólo por haberlo ido a buscar, caminando, a su casa), el exterrorista Eduardo Anguita se florea por televisión asegurando que en los años 70 “no hubo una guerra”, es decir, que no fue una guerra la guerra que él mismo y su organización armada Ejército Revolucionario del Pueblo le declararon al Ejército Nacional Argentino en plena democracia. Es curioso que Anguita denuncie un “genocidio” mientras que su organización tenía planeado asesinar nada menos que un millón de argentinos.

La Fuerza de los Dignos: éste es el verdadero 24 de Marzo

Mientras que uno de los máximos propagandistas del terrorista Ejército Montonero, Miguel Bonasso, parlotea de “Derechos Humanos” por televisión y califica de “error” el asesinato del sindicalista Rucci en plena de democracia (repito: en plena democracia), el comisario Rico Tejeiro está detenido por “crímenes de lesa humanidad” en el Penal de San Felipe de la provincia de Mendoza hace más de cuatro años sólo y nada más que por haber cumplido con la orden de un juez cuarenta años atrás. Mientras Bonasso, exintegrante de una organización terrorista que quiso imponer una dictadura comunista en nuestro país, se sonroja ante las cámaras exclamando “memoria y verdad”, Rico Tejeiro está condenado a morirse por acusaciones que a la misma Justicia le resulta imposible demostrar.

En fin, con esto… solamente les quiero ilustrar el grado total de hartazgo e injusticia que miles, miles y miles de personas tenemos que soportar absolutamente todos los días de nuestras vidas. Absolutamente todos los días “nos suena la bocinita” de la mentira ya sea tanto en la televisión, en la radio o en los medios gráficos… Siempre, por “h” o “b”, este país es la mierda que es por culpa de que existen personas como nosotros, que lo único que sabemos hacer es trabajar como grandes imbéciles (mientras los homicidas-secuestradores-torturadores-terroristas confesos de ayer se florean con el dinero de nuestros impuestos).

Llega cierto momento en que humanamente tal hartazgo se vuelve insoportable. Es propiamente imposible vivir calmadamente mientras que la mentira y la hipocresía nos ventila la espalda y se ríe de nosotros.

Aquellas personas que hoy vociferan contra “los represores, los genocidas o el terrorismo de Estado”, ¿se han imaginado dónde estarían ahora si tanto ERP como Montoneros hubieran logrado vencer la resistencia que impusieron nuestras Fuerzas Armadas y de Seguridad con total consenso público y político? Realmente, ¿se ven amasando “jabones de la revolución” como en Cuba? ¿Se imaginan haciendo una cola de dos cuadras para conseguir arroz o papel higiénico como en Venezuela? Aquellas personas que hoy se “horrorizan” por los crímenes del “Proceso”, ¿se imaginan viviendo en un país que te impide tener más de un hijo o que te amenaza ante la “desgracia” de parir una hija mujer como en la China comunista?

Esta gente que hoy pone el grito en el Cielo, ¿sabe, por ejemplo, que el Coronel Argentino del Valle Larrabure estuvo SECUESTRADO por el ERP durante más de un año dentro de una cárcel de un metro por un metro cincuenta, y que sus restos fueron hallados a la vera de un camino con cincuenta kilos menos y claros signos de haber sido salvajemente torturado (con pasajes de picana eléctrica inclusive)?

¿Sabe esta gente que hoy “se espanta” que Montoneros, en Rosario, el 11 de septiembre de 1976, hizo volar un colectivo que transportaba jóvenes policías que venían de custodiar un partido de Rosario Central y que en dicho atentado que se cobró 11 víctimas fatales había también un matrimonio de civiles que justo se encontraba en ese lugar?

¿Sabe esta gente que Argentina, durante los años 70, sufrió más de 21 mil atentados terroristas y que los mismos políticos fueron “a golpear la puerta de los cuarteles” pidiendo urgentemente la intervención de los militares?

¿Sabe esta gente que el General Videla ofreció a Luder 4 planes de acción, uno más agresivo y efectivo que el otro… y que el mismo gobierno democrático le rogó que aplicara el más agresivo y efectivo de todos?

¿Sabe esta gente que la cuestión “desaparecidos” no empezó con Videla sino que el gobierno Cívico-Militar de Videla cometió el error de continuar con la modalidad de desapariciones que inició el mismo peronismo en plena democracia?

Si Videla fue preso, y con él tantos otros… ¿por qué también no están presos los políticos de entonces que aprobaron o convalidaron las casi 1000 desapariciones de personas que ocurrieron antes del 24 de Marzo de 1976?

Se escandalizan porque en el video se llama por “héroes” a aquellas personas que ayer combatieron al terrorismo y que hoy están presos injustamente por delitos de Lesa Humanidad. ¿Y cómo diablos debemos llamar a aquellas personas gracias a las cuales hoy nos podemos dar el gusto de vivir en libertad y no dentro de una dictadura comunista?

En fin… yo no quiero aburrir a nadie… pero hoy honestamente nos quieren hacer creer que hace cuarenta años un grupito de idealistas montaba barriletes a la vera del río cuando de pronto un convoy de rancios militares apareció para meterlos presos y desaparecerlos.

Las insólitas razones por las que hay Presos Políticos en el Penal de San Felipe

Fue una guerra. Fue la peor de las guerras. Fue una guerra contra un enemigo irregular que se disfrazaba de población civil, que se camuflaba. Hasta hay historias de mujeres terroristas que, del cochecito de bebé que transportaban, retiraron un fusil de asalto y asesinaron policías.

Fue la peor de las guerras, sí. Y sí, de esa guerra participó nuestro Ejército, ¿quién si no? Pero, ¿saben los que hoy se escandalizan que nuestro Ejército solamente fue el brazo ejecutor de una orden que emanó estrictamente del Poder Ejecutivo de la Nación con total consenso de poder político y absoluto apoyo ciudadano?

¿Saben… o se hacen los boludos? ¿No será que utilizan a nuestras Fuerzas de Seguridad como chivos expiatorios para evitar la culpa y la responsabilidad que bien les compete en toda esta historia tanto a los sectores políticos como a los medios de comunicación?

En marzo de 2017, en plena democracia, acaban de suspender “preventivamente” a los docentes que simplemente quisieron hacerle escuchar la otra campana a chicos de sexto grado. Los acusan de “reivindicar el terrorismo de Estado”. ¿Cuál terrorismo de Estado, acaso el que llevaron a cabo Chile, Cuba y la URSS financiando y armando terroristas para que ataquen nuestro país? ¿Cuál terrorismo de Estado, el que propició el fugaz gobierno de Cámpora liberando más de 2 mil terroristas detenidos en el marco de la ley? ¿Cuál terrorismo, el que llevó a cabo el gobierno democrático de Juan Domingo Perón con la creación de la Triple A para combatir a los guerrilleros al margen de la ley?

En fin, el 24 de Marzo de 1976 sigue más vigente que nunca en nuestro país, y por la sola razón de que los argentinos seguimos dando vueltas en torno a una misma cuestión: la impunidad de los cuadros terroristas de entonces y la persecución sistemática hacia todo aquel que ose desviarse de un relato tan, pero tan falsario… que por más coletazos que dé, no hace otra cosa que anunciar un triste y escandaloso final. 

El video surgió del cansancio de miles de argentinos ante tanta diaria injustia. Y el video molestó porque precisamente da en el blanco del falsario “relato” que tanto daño hizo a este país.

No seamos hipócritas: nadie quiere reivindicar ningún “golpe de Estado” ni ningún “terrorismo” habido o por haber, salvo aquellos que, claro está, no persiguen otra cosa que garantizar la impunidad de quienes, hace cuarenta años, aterrorizaron, secuestraron y asesinaron argentinos en función de “un ideal revolucionario” y que hoy, tranquilamente, se pasean por televisión.

Compartir