Afirman que vacuna del COVID aumentó infartos hasta en un 25%

872

Escribe: David Rey

Los ataques cardíacos están a la orden del día, parece. Es que un artículo de The Times (Reino Unido), asegura que «los expertos en salud se han quedado desconcertados por el gran aumento de un tipo de ataque cardíaco común y potencialmente fatal en el oeste de Escocia», donde precisa que durante el verano europeo hubo un aumento del 25% en la cantidad de personas que acudieron al prestigioso Golden Jubilee National Hospital, en la ciudad de Clydebank, «con arterias parcialmente bloqueadas que cortaron el suministro de sangre al corazón».

De 240 pacientes al mes que comúnmente reciben por esta afección, la cifra ascendió a 300 en los meses de mayo, junio y julio. Los médicos, sin mayores certezas, habrían intentado explicar este fenómeno como el resultado de un año de cambio de hábitos a raíz de la pandemia, Pero Mitchell Lindsay, cardiólogo principal de la entidad, señaló que “no hay evidencia de que sea como consecuencia de una atención tardía o una oportunidad perdida. Es probable que se deba a una multitud de factores: personas sedentarias con encierro; estrés; personas que ignoran los síntomas porque no quieren presentarse en el hospital. Probablemente hay de cinco a diez causas, todas vinculadas».

Con una tasa de consultas e internaciones estables durante una década, lo cierto que es ahora los departamentos de emergencia de Escocia «han informado de un aumento de pacientes gravemente enfermos que requieren una cama de hospital este verano», en tanto que -siempre según The Times– «el número de camas de cardiología ha aumentado de 29 a 42, un aumento del 44%».

Lo que no dice The Times

Pero quizás haya que hurgar un poco más allá de lo que el prestigioso periódico británico omite. En este sentido, el sitio web del doctor Eddy Bettermann, médico alemán, consultor y profesor en medicina biológica, no se las anda con demasiados rodeos al afirmar que el incremento de las complicaciones cardíacas se da como consecuencia de la masiva e indiscriminada vacunación contra el Covid 19 que se viene llevando a cabo.

Para Bettermann no hay otra explicación. En su blog, afirmó que este «misterio se explica fácilmente por el impulso masivo para que todo el mundo sea inoculado con gérmenes chinos, y se correlaciona directamente con el despliegue generalizado de las inyecciones. Las autoridades gubernamentales y los funcionarios de salud, sin embargo, se están haciendo los tontos al respecto».

Dr. Eddy Bettermann

«Las vacunas Covid, no son un ‘misterio’, son responsables del aumento en los ataques cardíacos» aseguró, para inmediatamente contextualizar que también en los Estados Unidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están admitiendo que las vacunas causan inflamación del corazón.

Ya, con estos datos, apunta contra los médicos escoceses: «Están insultado a la verdad y pretendiendo que simplemente no hay forma de saber con certeza qué está causando este aumento meteórico en los casos de ataques cardíacos, oh, pero sabemos que no son las vacunas, todavía lo afirman de manera delirante».

El artículo sentencia: «En toda Escocia, las instalaciones médicas informan de un ‘aumento’ de ‘pacientes gravemente enfermos’ que necesitan una cama de hospital. La mayoría, si no todos, de estos pacientes están ‘completamente vacunados'».

¿Y qué hay con la prensa… y sus celebrities?

Ethan Huff, el autor del artículo en https://dreddymd.com/ (el site the Bettermann), responde a The Times con inevitable hastío:

«Ni una sola vez The Times mencionó las vacunas como una posible causa o desencadenante de todos estos eventos cardiovasculares. De hecho, el medio de noticias falsas hizo todo lo posible para no mencionar las vacunas y, en cambio, culpar a casi cualquier otra cosa, incluso llamarlo simplemente un ‘misterio'».

Y esto es algo que bien haríamos en reprocharles a los medios de distintas latitudes, casi que convertidos en obituarios «vip» últimamente, cada vez que informan respecto del fallecimiento de alguna personalidad o «celebrity» por complicaciones cardíacas. De hecho, ya son francamente incontables los casos de «famosos» que se mueren por infartos sin que, extrañamente, haya la más mínima mención de si los mismos estaban inoculados o no con la vacuna del virus chino.

Siendo el COVID 19 y la compulsiva vacunación que se lleva a cabo por estos días los temas que desde hace casi dos años colman todas las planas, ¿es acaso mínimamente excusable que los medios informativos no aclaren si los fallecidos «vip» estaban o no inoculados? ¿Acaso cuando uno va al médico por un problema de salud, no es lo primero que te preguntan la medicación que tomaste o estás tomando?

Pero la prensa argentina, por ejemplo, ha dado una respuesta «categórica». Es que ahora, cada vez que fallece o debió ser internada de urgencia alguna «celebridad», en lugar de siquiera deslizar que lo mismo se debió a alguna complicación cardíaca… ¡directamente no dice nada! Se mueren porque sí. Tras habérselas ingeniado para no decir si estaban vacunados o no (algo muchas veces evidenciable en las redes sociales), ahora, que abundan los infartados a causa de la «salvación» contra el Covid, directamente no dicen de qué murieron. Y esto es algo que se da a «escala país», pues todos los días muere infartado algún «conocido nacional», o algún piringundín regional, sin que las dolientes participaciones de la prensa expliquen no solo si se había inyectado o no… ¡sino tampoco de qué diablos murió!

Más allá del corazón

El Diario de Sevilla acaba de informar, quizá a tiempo de que abonáramos esta noticia, de que una residencia de ancianos acaba de registrar una veintena de «contagios» tras haber sido inoculados sus residentes nada menos que con la «tercera dosis». Que la inteligencia del lector resuelva por sus propios medios:

«Se da la circunstancia, además, de que este brote se han confirmado después de que todos sus usuarios recibieran la semana pasada la tercera dosis de la vacuna, indicada como refuerzo a la protección en los colectivos más vulnerables. Hasta el momento son 24 las personas afectadas, todas residentes del centro y, según fuentes cercanas a la residencia se encontrarían, en su mayoría, asintomáticas».

¿Acaso se hubiera enfermado sin haberse «vacunado»?

Son «duros» estos sevillanos…

Cuánto más callan, más nos dicen

El caso es que ahora resulta que todo el mundo tenía alguna «cormobilidad» o afección previa. Hace un año, te morías de diabetes y te mandaban al crematorio con el cartelito de «murió de Covid». Cuando, por ejemplo, en 2021 -ya implementada la vacunación masiva- falleció el exgobernador de la provincia de La Rioja, Eduardo Brizuela, Infobae precisó que «estaba internado desde hace varias semanas por una neumonía bilateral y luego sufrió un accidente cerebro vascular (ACV)». ¿Y el COVID?

Claramente no hay que irse hasta Escocia para encontrar, en el omisivo silencio de las partes implicadas (médicos, farmacéuticas, esbirros), la respuesta que desnuda la raíz de todos los males. Al menos allá, intentan disfrazar con alguna explicación coherente el notable aumento del 25% de infartos que se da, como si un año de Netflix o Play Station fueran más fulminantes que el impacto de un meteorito.

Cuánto más hablan las evidencias, más se tienen que callar los que engañan, claro está. Ya ni te dicen… de qué se muere la gente, como es el caso argentino, donde las «celebrities» se mueren… porque simplemente tenían ganas de morirse, según la prensa local.

Parece que vamos a tener que hacer doble esfuerzo… para hablar un poco más, y más alto todavía.


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Alias: DAVIDREY11

Compartir