Analogía entre Cristóbal Colón y Néstor Kirchner

257

Sin título-1


Super LogoPor David Rey

En Buenos Aires hay revuelo porque el gobierno nacional pretende quitar una estatua de Cristóbal Colón, el descubridor de América. Por su parte, el intendente capitalino, Mauricio Macri, ya ha anunciado que “Colón no se va a ir de la Ciudad”, mientras – empero – ya se hayan iniciado los trabajos de remoción del mentado busto.

No se sabe bien aún por qué monumento irían a reemplazar el del navegante (algunos estiman que por uno de la heroína Juana Azurduy), pero yo creo que, dado el caso, lo más razonable  – y lo menos descarado – sería actuar sin ambigüedades, es decir, ir directamente al grano. Así como en Santa Cruz pretenden reemplazar una estatua del prócer Julio Argentino Roca por una del delincuente Néstor Kirchner, ¡mucho más razonable sería que lo mismo se lleve a cabo exactamente igual en Buenos Aires!

Entre Roca y Kirchner… honestamente, muchas analogías no pueden realizarse, de ahí que resulte más chocante el cambio de paisaje. Pero entre Colón y Kirchner… la cosa no habría de cambiar mucho que digamos.

En fin, habría cierta lógica.

Uno pensaba que la Tierra era redonda, y descubrió la forma de un mundo sin lotear donde habría montañas de oro.

El otro pensó cómo “redondear” la tierra, y descubrió la forma de lotear el mundo para hacerse una montaña de oro.

casa-de-colonCristóbal Colón sometió a los nativos con las reglas de los “humanos derechos”; Néstor Kirchner engatuzó a los argentinos con “su” cuento de los derechos humanos. En fin, los dos se la ingeniaron de diez para embromar a toda la indiada.

De uno no se sabe bien cuál fue su origen; del otro nadie sabe cómo fue su final. Pero por cierto que los dos siempre llevaron a cabo sus aventuras rodeados por vagos, ladrones y forajidos.

“Colón” es una corrección del italiano “colombo”, y que significa “paloma”. El navegante es recordado, a pesar de todo, por habernos regalado un Nuevo Mundo.

Néstor se hizo llamar “pingüino”, más allá de que su parecer más bien sea el de un ave de rapiña. Su nombre viene del griego y significa “el que es recordado” (por haberle robado a medio mundo).

“Cristóbal”, a su vez, viene de “Cristóforo”, y quiere decir “el portador de Cristo”. En rigor, con Colón advino la doctrina cristiana a América. Gran cosa hizo.

Néstor, por su parte, fue “el portador de Cristina”, y él efectivamente fue el que nos encajó la secta del “cristinismo”. Gran cosa hizo.

Colón llevó a cabo su campaña gracias a que la Reina vendió sus joyas; Néstor, gracias a sus campañas le compró todas las joyas a su reina.

Para finalizar sólo quedaría resaltar las analogías más eminentes. Es decir, ambos cambiaron espejitos por metales, los dos se llevaron toda la plata a Europa y – por si quedaba alguna duda que entre ambos había más que una simple característica en común – los dos finalmente se murieron… ¡sin devolver un solo cobre a nadie!

Definitivamente… Buenos Aires no habría de cambiar mucho porque cambien la estatua de Colón por la de Kirchner. ¡Por qué tanto lío!

Compartir