¿Candidez o hipocresía?

¿Candidez o hipocresía?

Compartir


Escriben: Martín Rodríguez (*) y Juan Carlos Jones Tamayo (**)

El Evangelio del día 26 de junio, de San Mateo, hablaba de aquellos que ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el propio al decir:

“¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo…? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo y, entonces, verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano”. Mateo 7. 1-5.

En la reunión que tuvieron, recientemente, la presidente de Chile y el presidente de Argentina, el Espíritu Santo -como ocurre seguido en este tipo de reuniones- pareciera que no les hizo recordar esta cita evangélica. El argentino mencionó que, últimamente, nuestro país pierde al futbol cuando juega con los chilenos y que eso no nos gustaba, entre otras cosas. Lo llamativo fue que, además, haya mencionado los deseos de que pronto haya, en toda América Latina, gobiernos democráticos y no aún con PRESOS POLÍTICOS. (¿Cómo Cuba o Venezuela?).

Quizás el Presidente argentino haya pecado de candidez, pero San Mateo le diría “HIPÓCRITA, ves PRESOS POLÍTICOS en otros países latinoamericanos pero no reconoces ni haces nada por aquellos que tienes en tu país”.

Prisionero de Guerra y Preso Político

Señor Presidente, de los miles de PRESOS POLÍTICOS que hay en nuestro país, Ud. es el responsable desde el 10 de diciembre de 2015. Cabe recordar que más de 400 de ellos ya han muerto en prisión debido a las parodias de juicios con sus normas y/o reglamentos parcializados, con el ataque a las Instituciones fundacionales de la Nación, teniendo al Estado como querellante en las causas y obviando el Artículo 18 de la Constitución Nacional. Es dable destacar, Señor Presidente, que en el lapso de su gestión esos muertos ya suman 70 y, según el Artículo 99 de nuestra Constitución, a Ud. le cabe esa responsabilidad.

Sería interesante preguntar a periodistas, legisladores, a fiscales, a jueces prevaricadores y a la población en general: ¿qué sería de nuestro país hoy si las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales y del Servicio Penitenciario no hubieran combatido y erradicado (aún con errores) al terrorismo, el que quería tomar el Poder y provocar “más de un millón de muertos” según lo expresara el terrorista jefe del “Ejército Revolucionario del Pueblo” (ERP), Mario Roberto Santucho?

“Señor Presidente, de los miles de PRESOS POLÍTICOS que hay en nuestro país, Ud. es el responsable desde el 10 de diciembre de 2015”. 

¿Seríamos otra Cuba revolucionaria, una Venezuela del socialismo del Siglo XXI (como la llamara el extinto “comandante” Hugo Chávez)? ¿O una Colombia que festeja que los guerrilleros terroristas entreguen sus armas (no todas) y puedan formar su propio partido político con todos sus derechos, pero que de los muertos que provocaron con sus actos y con el narcotráfico, de eso no se hable?

Esto es ¿CANDIDEZ o HIPOCRESÍA?

Nos imaginamos, Señor Presidente, que a Ud. no se le ocurrió tener un acto de reciprocidad con Francia o realizar un homenaje en Gran Bretaña, arrojando flores en los ríos Sena y Támesis, respectivamente, en memoria de los terrorista de ISIS (¿otros jóvenes idealistas?) que murieron matando policías y civiles en esas naciones “en la busca de un de un país mejor”.

Esto sería ¿CANDIDEZ o HIPOCRESÍA?

Carta de un Preso Político: “Mientras peleábamos en Malvinas… miraban el mundial de fútbol”

No “queremos creer” que, siguiendo la teoría de Goebbels, el ministro de comunicaciones de Hitler, CAMBIEMOS “prometa, prometa y prometa, varias cosas” que algo será una defraudación para el que votó por ese Movimiento, tal es el caso de su anuncio de “acabar con el ‘curro’ de los Derechos Humanos” y después de año y medio de su gobierno estamos igual, en esa área, que en el gobierno de la corrupción.

¿Esto también sería CANDIDEZ o HIPOCRESÍA?

Creemos, señor Presidente, que aún está a tiempo de demostrarnos que no se trata de  CANDIDEZ ni de HIPOCRESÍA, es un tiempo que no se puede perder más, así en las próximas elecciones la gente le podrá brindar nuevamente su apoyo. ¡¡¡Hágalo!!! Así pasará a la historia como un hombre de coraje, temple, decisión, estadista y Presidente ejemplar, además de un sobresaliente Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

En Boca pasó a la historia como uno de los mejores Presidentes, haga lo mismo con la Argentina.

¡¡¡Que DIOS y la PATRIA se lo demanden!!!

“SOLDADO, NUNCA TE ARREPIENTAS NI PIDAS PERDÓN POR DEFENDER A LA PATRIA”. 

(*) Martín Rodríguez
TCnl (R) – Prisionero de Guerra
Licenciado – Preso Político

(**) Juan Carlos Jones Tamayo
Cnl (R) – Prisionero de Guerra
Licenciado – Preso Político

Compartir