«¡Criminales de m…!»; el reproche de un médico en un «vacunatorio» ¡sin médicos!

El genetista Luis Marcelo Martínez se allegó hasta un lugar donde estaban inoculando niños contra el supuesto coronavirus. Les advirtió a sus padres: "¡Si a alguien de ustedes les pasa algo, acá no hay nadie que se haga cargo! ¡POR FAVOR, DESPIERTEN, y cuiden a los chicos!".

1218

Escribe: David Rey

El doctor Luis Marcelo Martínez, además de genetista, es un tipo de pocas pulgas, y una de las mentes más valientes y despiertas en torno a la pretendida pandemia del supuesto coronavirus. Honrando, pues, estas palabras, se presentó en la tarde del viernes 29 de octubre en la Asociación de Corredores de Turismo Carretera (ACTC), devenida en «vacunatorio» (por más surrealista que parezca), con el fin de advertir a la «población desprevenida y desinformada» que llevó a sus propios hijos para que fueran inoculados con la inyección experimental (ni siquiera probada en ratones de laboratorio) y cuyos efectos adversos se cuentan ya de a miles, incluyendo la muerte de los «vacunados», como ha registrado DAVIDREY.com.ar.

Todo quedó plasmado por la filmación de un teléfono móvil y el video ya vuela en las redes como reguero de pólvora. Si bien el doctor Martínez se allegó hasta la institución con el fin de otorgar a la autoridad médica competente y responsable del «eventual centro médico» un documento con información sobre los riesgos que acarrea la indiscriminada inoculación, lo más increíble de todo es que… ¡no había «ninguna autoridad médica a cargo del procedimiento!».

¿Cómo diablos se explica, entonces, que «vacunen» en cualquier lugar -desprovistos de toda profilaxis clínica, más allá del inútil y ridículo barbijo- y, por si esto fuera poco, sin un DOCTOR que supervise dicha tarea? ¿O a cualquiera de nosotros nos vacunaron contra el sarampión en una cancha de fútbol?

Dr. Luis Marcelo Martínez.

«Tengo que entregar documentación médica», dijo Martínez, para ser luego atajado por un vacunador, el cual le indagó: «¿En concepto de qué?». El genetista, entonces, insistió: «En concepto de documentación médica».

Seguidamente, Martínez aseveró:

«Este procedimiento tiene que ser realizado en una institución médica. Segundo, no hay acá autoridades sanitarias. Tercero, esto es un experimento innecesario».

Tras rogarle el vacunador que bajara la voz, Martínez la subió más alto todavía:

«¡Para que escuche la gente que está ahí, los desprevenidos!».

Tras intentar ingresar al lugar para hablar cara a cara con los padres, fue inmediatamente impedido de hacerlo por los vacunadores, ahora devenidos en patovicas.

Desde lejos, entonces, insistió, al mismo tiempo que una madre salía del lugar presuntamente con su hijito recién «vacunado»:

«¿Alguien quiere leer esta documentación? ¡Están participando de un experimento innecesario! Esto es un crimen, ¡acá no hay ningún médico a cargo y esto se tiene que hacer en una institución de salud! ¿Quieren leer esto? Esto es un documento médico… Que la autoridad médica de este lugar se haga presente acá, conmigo. ¡No hay autoridad médica! Ante cualquier problema que ocurra, nadie se puede hacer cargo«.

Los patovicas, entonces, lo invitaron a que se retire. «¡Estoy en la puerta!», respondió Martínez. Y volvió a dirigirse, desde lejos, a los padres que prestaban a sus hijos para el experimento:

«¡Si a alguien de ustedes les pasa algo, acá no hay nadie que se haga cargo! ¡Nadie va a responder, ni el gobierno, ni los laboratorios, ni nadie! ¡POR FAVOR, DESPIERTEN, y cuiden a los chicos! ¿Quieren documentación, quieren leer cómo contraindico este veneno? Acá está», dijo, ofreciendo con su mano la documentación, «venga algún padre responsable, venga a buscarlo. ¡Lean y estudien!».

Tras ser finalmente eyectado del lugar, el doctor Martínez no tuvo ningún reparo en decirle a los vacunadores que le impidieron el ingreso al lugar:

«Van a ir todos en cana… ¡Criminales de mier…!«.

Tras subir toda la secuencia a su cuenta de Instagram, el doctor Martínez precisaría:

«El contenido de estos inóculos es el máximo insulto a la especie humana».

Clic en la imagen para ver video (avisar a info@davidrey.com.ar si el contenido deja de estar disponible por censura).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Alias: DAVIDREY11

Compartir