El 24 de Marzo que los medios no pudieron disfrazar

1686

Escribe: David Rey

Aquel jueves 21 ya teníamos, junto con mi compañero Eneas Biglione, armado el programa de «p» a «pa». Esta vez él iniciaría editorializando, luego entrevistaríamos al historiador Sebastián Miranda para que nos cuente cómo operó el terrorismo en Argentina durante los años 70 y, por último, seguiríamos con algo de información como hacemos siempre… pero, mientras tomaba mi café antes de iniciar «Periodismo> para periodistas… ON THE RADIO!», sentí que algo más le faltaba a esa emisión.

En principios, me propuse hacer un programa dedicado al 24 de Marzo que diera cuentas de cómo las organizaciones terroristas de ERP y Montoneros habían asolado nuestro país. Para ello recurrí a los conocimientos de un experto y autor de varios libros en la materia. Hasta que se me ocurrió: «¿Y si yo también hago un resumen de lo que ocurrió esos años?».

Miré el reloj, sólo tenía quince minutos. De modo que anoté en un cuadernillo las cosas que en ese momento sentí que era indispensable decir para completar la emisión de P> ON THE RADIO!

Hoy me reprocho que no se me hubiera ocurrido antes la idea. Tras la emisión del programa, tal como estilo siempre, subí el programa completo a mi cuenta de Mixcloud y, aparte, la entrevista a Sebastián Miranda. Y también hice un recorte del breve editorial mío que preparé a las apuradas en la esquina de un bar del centro rosarino. Pero no lo subí a Mixcloud por separado; no lo creí importante y, además, pensé: «La gente ya está cansada de estas cosas».

P> ON THE RADIO! se emite los jueves a las 18 h por Radio FM «Gran Rosario» 88.9 Mhz.

Sí realicé, empero, un archivo Mp3 con ese extracto y se lo envié por WhatsApp a dos o tres allegados. Ninguno me dio bola. En efecto, la gente hoy quiere poner la cabeza en otra cosa y no en cuestiones de hace más de 40 años.

Pero parece que esta vez la erré con el cálculo. La gente sí está cansada de la cuestión «años 70» o «24 de Marzo», ¡pero está cansada de que le mientan!

El caso es que ese audio de WhatsApp se desparramó de manera inimaginable por todo lo ancho y lo largo del país, siendo que hasta mi mujer recibió mensajes donde le preguntaron si era yo «el del audio del 24». Tengo un contacto que me envía un «insulto» por cada vez que recibe el audio; otro que me pasa las devoluciones en no sé qué grupo que integra. Otra, ¡que ya se lo enviaron 500 veces! «El audio lo escuchó el país», me dijo. Uno, que nunca me escribió, que me saluda porque escuchó el audio. Otro, que al suegro de Salta también le llegó. Otro, por Facebook, me agradece «ser la voz» de los que así pensamos. Otro, también por Facebook, me manda un inbox para decirme que hasta se tomó el trabajo de transcribirlo y publicarlo…

Bueno, ya que tanto se viralizó el audio… se lo voy a mandar a Franco, mi amigo de la infancia, y que hace años que no veo. Me respondió, entredormido: «Ya me llegó ayer».

En fin, la gente ya está cansada de que le mientan sobre el 24 de Marzo pero tampoco cuenta con canales o referentes que representen ese cansancio, ya que el «setentismo» (esa mirada falaz y engañosa sobre los 70, que santifica a los terroristas de entonces y criminaliza a quienes los combatieron) se ha encargado de cooptar prácticamente a todos los medios masivos de comunicación.

La gente sabe que esos idealizados pendencieros de antaño no eran más que rancios criminales al servicio de una idea estrafalaria, grosera, aberrante. Sabe que ponían bombas todos los días y que secuestraban y mataban sin la menor compasión. Pero la gente enciende el televisor… y se encuentra con los mismos hipócritas de siempre que simulan un dolor que, simplemente, no sienten.

La gente sabe, también, que hace más de 40 años que la -pretendida- Justicia argentina, en complicidad con la burdelesca casta política, desprecia sistemáticamente a las más de 20 mil víctimas que el terrorismo de ERP y Montoneros dejó en un nuestro país. Pero, la gente agarra el diario… y resulta que la noticia es que siguen deteniendo militares por «haber formado parte de un plan sistemático» y la mar en coche.

Hablar mal de «los militares» (hoy todos viejos vulnerables e indefensos) «vende», como vende golpearse el pecho por una banda de delincuentes cuyo nombre figura en el Muro del Terrorismo, es decir, el Muro de la Memoria en Buenos Aires, ahí mismo donde ningún mandatario extranjero se priva de ir a tirar flores. Todo el mundo rinde pleitesía a aquel «ángel de la impunidad» que garantiza el sostén de sus paupérrimas gestiones gubernamentales.

Sabido es que muchos de los delincuentes de antaño hoy ostentan cargos públicos en todos los estamentos del Estado, cuando no ofician de baluartes en falsarios organismos de derechos humanos. Ayer se divertían matando sin piedad; hoy lloriquean como monjas carmelitas. Pero la gente… no es estúpida, y eso también lo sabe.

Sirva, pues, este humilde esfuerzo de «Periodismo> para Periodistas – DAVIDREY.com.ar» para demostrarles a los políticos, de cara a las próximas elecciones, que animarse a decir la verdad sin miedo a resultar «políticamente incorrecto» realmente tiene su llegada a pesar del marasmo de indolencia y cobardía que tanto aqueja a los políticos y a los medios, ¡pero no a los argentinos bien nacidos!

Anoten, y resalten con color: Argentina es un país donde la gente ya no soporta más que le sigan mintiendo ni con el 24 de Marzo… ¡ni con nada! A ver cuál de todos nuestros candidatos se hace eco de esta consigna.

A continuación, el extracto de P> ON THE RADIO! que se viralizó por WhatsApp:


Escuchar programa completo: