En memoria del Capitán Miguel Ángel Paiva

229

«Un día de Octubre de 1974, era asesinado el Cap. Miguel Ángel Paiva en plena Capital Federal por el ERP. Estaba esperando el colectivo, a la mañana temprano, cuando terroristas lo asesinaron sin mediar palabra. La causa judicial para esclarecer su asesinato fue reabierta por CELTYV y el juez de la causa se expidió para que la misma fuera cerrada, a pesar de que los diarios de la época sindican quiénes fueron los responsables».

De estas cosas no se habla en la escuela, extrañamente.

«Se acercaron hasta él sin levantar sospechas. Eran tres terroristas. Él estaba esperando el colectivo 15 en la parada de siempre. Vestía y estaba en condición de civil. El Capitán del Ejército de 33 años, Miguel Ángel Paiva, moría acribillado de 12 disparos ese 2 de octubre de 1974, en Palermo. Dejó atrás a una esposa y cuatro hijos. El autor material de los disparos fue Mario Eduardo Favario –amnistiado por Cámpora en 1973. La mujer que conducía el auto en que se fugó el asesino era su esposa, Sara Albertina López Dupuy, y uno de los co-autores fue Jorge Carlos Molina. Todos ellos pertenecían al ERP, quien se adjudicó el brutal asesinato en su revista de propaganda, “Estrella Roja” Nº 43. Y sin embargo, el dolor de la familia Paiva no terminaría allí…diez años después, falleció uno de los hijos de los Paiva, Diego Santiago, de 15 años, en circunstancias dudosas».

«Favario es el mismo terrorista que asesinó a Miguel Ángel Castrofinii. La terrorista Dupuy vive impunemente en Rosario como bibliotecaria/catering. Ésta es la justicia argentina».

CELTYV reabrió la causa legal por el asesinato del Mayor (pm) Paiva, pero la justicia Argentina sigue negándoles Verdad, Justicia y Reparación a las víctimas del terrorismo mientras el Estado encumbra a sus atacantes.
Hoy CELTYV acompaña a la familia Paiva en un nuevo aniversario del comienzo de su calvario, recordando a Miguel Ángel y a Diego con todo el cariño y respeto que se merecen, haciéndoles saber que no están solos y que hay quienes seguiremos luchando por la Verdad.

Cap. Miguel Ángel Paiva, nombre y apellido. Si esta historia fuera mentira o tuviera algo de mentira, Miguel Ángel Paiva hoy sería recordado como «desaparecido», y toda una legión de ignorantes clamarían por la «memoria» de alguien de quien no tienen ni la menor idea. Como esta historia es pura verdad, hoy nos solidarizamos educamente con su familia, que en vez de falsa memoria atesora los mejores recuerdos de un hombre brindado por completo a su PATRIA.

Compartir