La mentira de los fact-checkers en «pandemia»

"Estos sitios web sencillamente están del lado de la industria farmacéutica y de los médicos o científicos a sueldo que, a su vez, también lo están".

106

Escribe: Nicolás Ponsiglione (*)

Le advierto al lector que tendrá que hacer un pequeño esfuerzo por no marearse y acabar sintiendo nauseas, porque a continuación nos zambulliremos en las aguas someras aunque putrefactas de la redacción de un fact-checker acerca del cientificismo pandemista. Lo que significa un ping-pong cortito y cacofónico jugado tediosamente entre dos contradicciones absolutas.

Tomemos uno de los pilares del relato pandémico, por ejemplo, el referido a la existencia corroborada del virus del sars-cov2 presuntamente causante de la nueva enfermedad llamada covid19. Ya hemos visto la invalidez rotunda de los supuestos aislamientos virales, hemos citado la opinión fundamentada de numerosos expertos que invalidan dicho procedimiento[1] (y te explican por qué), y también citamos los intentos infructuosos de aislamiento que efectuaron más de 90 instituciones a lo largo y ancho del mundo todas con resultados negativos[2]. Pues bien, cuando uno busca en Google algo así como «virus sars-cov2 no está aislado», en primer lugar aparecen mágicamente los artículos de los diversos fact-checkers afirmando que «es falso que el virus no ha sido aislado» o cosas por el estilo.

Por ejemplo, el fact-checker Newtral afirma algo en esa línea, y luego cuando uno se pone a leer la nota con atención encuentra con que no brinda ninguna explicación seria para fundamentar su afirmación. Estos sitios web, sencillamente, están del lado de la industria farmacéutica (Fact-checkers; ¿quiénes los financian?) y de los médicos o científicos que a su vez están de su lado.

Pero veamos en concreto en qué consiste su nota titulada «es falso que el virus no ha sido aislado»[3]. Básicamente es una ametralladora de afirmaciones contrarias sin proveer un solo fundamento serio y profundo, por simple dogma y apelando a la falacia de autoridad. Primero hablan de la secuenciación del virus (cosa que es otro tema), para luego ingresar en la cuestión central de su aislamiento. Dicen: (las negritas son de ellos, no mías) “aislar el virus es importante para luego investigar sobre él». Acto seguido, Newtral afirma que el sars-cov2 sí que ha sido aislado con éxito, y para ello se limitan a linquearte al paper del supuesto aislamiento realizado en Wuhan, publicado en la web del The New England Journal of Medicine. Publicación que justamente es referida como fraudulenta por numerosos expertos, y quienes sí que te explican minuciosamente por qué el aislamiento, en realidad, no se cumple por definición. Newtral, en cambio, no explica nada para contra argumentar la voz de la ciencia, sino que vuelve una vez más a refregarte por la cara la publicación de Wuhan, como tratándose de las páginas del sagrado evangelio.  

Newtral - Wikipedia, la enciclopedia libre

Asegurándose de que nadie se dé cuenta de su ausencia total de argumentos, en seguida pasan a otro tema con el subtítulo: «No, no es necesario aislar y purificar el sars-cov2 para que sea secuenciado«, volviendo una vez más al tema que más les importa a ellos: la secuenciación computarizada que proveyó Wuhan. ¿Se entiende el rodeo que están pegando y por qué lo hacen?

A continuación, te linkean a la supuesta micrografía del sars-cov2. ¿Pero cómo es posible fotografiar aquello que no has encontrado y aislado? En el nombre de la ciencia, esas micrografías pueden ser cualquier cosa menos el sars-cov2. Se contradice luego a sí mismo con sus argumentos cuando dicen que «hoy día no es necesario aislar y purificar un virus para secuenciarlo porque las técnicas de secuenciación actuales son tan potentes que pueden leer todos los genes presentes en una muestra, sean de virus u otros agentes presentes». Así es como —según afirman ellos— sería posible tener secuencias de virus que nunca se han aislado, cultivado o visto en un microscopio. Es decir, insisten en la secuenciación computarizada restándole cada vez más peso al hecho que inspiró la nota en primer lugar: el aislamiento que no se produce, el cual hasta ahora no han sabido explicar por qué ellos creen que sí se realiza, más allá del link al que te envían.

Luego citan a un «experto» a sueldo, quien confirma que «al hacer un repaso por los artículos científicos sobre el coronavirus, vemos que en muchas investigaciones no se ha purificado el virus. Hay gente que piensa que los investigadores no lo han purificado porque no pueden o no saben, pero en realidad no lo han hecho porque no se trata de un paso necesario para poder estudiarlo a fondo o secuenciarlo”. ¡O sea que una vez más se les filtra el dato de que el virus no ha sido aislado ni purificado! Aunque debemos reconocer que se esmeran en mentir, también reconozcamos que debe ser cosa realmente complicada mentir en cuestiones de ciencia elemental. El experto contratado suelta —sin querer o queriendo, vaya uno a saber— la verdad de que no fue aislado, para acto seguido tratar de decorar el hecho insistiendo en que no lo hicieron, no porque no puedan hacerlo… sino porque no lo necesitan. (En este punto confieso que freno un momento mi redacción para liberar las carcajadas que ya no puedo controlar).

En conclusión, la nota que te dice que es falso que no está aislado el virus te provee una sola y única prueba del famoso aislamiento: el link a la publicación de Wuhan; luego ponen el énfasis en la secuenciación computarizada como siendo el mecanismo al que a partir de ahora debemos todos remitirnos para confiar en la existencia de cuanto virus saquen ellos al mercado mediático.

Por último, ya dentro de la polémica pandemista, cuando accedemos a sus notas sobre el fraude del test PCR encontramos un mecanismo análogo. En ningún lugar describen cómo funciona el test, tan sólo afirman que son específicos, niegan que no lo sean, y traen al «experto» para que diga lo maravillosos que son. Así de básico. ¿A quién habrá de creerle el lector? ¿A los que proveen pruebas y explicaciones detalladas de sus argumentos, o a los que solo repiten afirmaciones dogmáticas y te linkean a los sagrados papers del tema en cuestión, que obviamente son los alineados con la autoridad político-sanitaria que desde el inicio perpetró la pseudo-pandemia?

¿Es todo esto ciencia? Para nada. Con todas las palabras, se trata de una tecnocracia cientificista. En la próxima nota desnudaremos con total precisión las artimañas engañosas del fact-checker Newtral acerca del sars-cov2.


(*) Escritor e investigador. Autor del libro «El Relato Pandémico». Conseguir su libro y ver entrevista al autor con clic aquí.

[1] Ver argumentos y fuentes en «El Relato Pandémico», capítulo 1. También se puede recurrir a: https://projekt-immanuel.de/es/projekt-immanuel-es/. Tambien: https://biologosporlaverdad.es/aislamiento-del-virus-y-rt-pcr/

[2] https://www.globalresearch.ca/foi-reveal-health-science-institutions-around-world-have-no-record-sars-cov-2-isolation-purification-anywhere-ever/5751969

[3] https://www.newtral.es/bulo-coronavirus-no-aislado-secuenciado-purificado/20210322/


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Alias: DAVIDREY11

Compartir