Más de un mes de huelga de hambre: el calvario de Julio Flores en una prisión de Salta

El excabo de la Fuerza Aérea ya no se puede levantar por sus propios medios y necesita ser desplazado en silla de ruedas. DAVIDREY.com.ar habló con Débora, su hija: "Su voz se va apagando de a poco". Ruega a la jueza Morgese Martín que relea el caso de su papá.

536
Julio Flores solo estuvo tres años en la Fuerza Aérea.

Escribe: David Rey

Débora no quiso contarle a su hija, en un principio, la razón por la que su abuelo, Julio Narciso Flores, se había ido de casa. Pasados tres años, la nena ya se había hecho todas las preguntas del mundo: ¿se había enojado por algo, se habían separado sus abuelos? A los quince años hubo que decirle la verdad: el caso es que la persona con la ella había sido tan “pegote”, había sido detenida y estaba presa en una cárcel de la provincia de Salta.

Pero la historia era un poco más complicada aún: Flores había sido apresado en el marco de los llamados delitos de lesa humanidad, todo un criminal de guerra. Le adjudican haber sido el “jefe” de un grupo de tareas que secuestraba y asesinaba personas cuando solo contaba con 18 años y cuando apenas hacía seis meses que trabajaba como un simple cabo mecánico de la Fuerza Aérea. Por si esto parece increíble, había algo más aún: lo detuvieron en función del testimonio de una persona que, primero, dijo que no lo reconocía entre sus “secuestradores” y, trece años después, desde Francia -donde reside- dijo exactamente al revés, es decir, que sí lo reconocía en una fotografía y que, para colmo, lo recuerda con “tonada porteña”, algo que sería ridículo atribuírselo a un salteño visceral como Flores.

Ahora Antonella, con 15 años, tiene que enterarse de que su abuelo hace un mes decidió comenzar con una huelga de hambre porque no soporta más estar lejos de su familia y, quizá, particularmente de ella. Débora, entrevistada por DAVIDREY.com.ar, confió que “no está de acuerdo con la decisión que tomó su papá, pero lo apoya”. Contó que su papá “está bajando un kilo por día” y que, incluso, ya no puede levantarse por sus propios medios, al tiempo que requiere de una silla de ruedas para poder desplazarse. “El tono de su voz ya se va apagando de a poco”, aseguró a este medio. Julio Narciso Flores cuenta con 65 años, es asmático, fue operado de la próstata en enero y hace 7 años que está cumpliendo una condena a muerte de 25 dispuesta por el Tribunal Oral Federal 5 de San Martín.

Débora jura amar a este país, aunque “todo esto a uno lo va resintiendo un poco”, tal es el absurdo y la soledad absolutos con los que ha debido acostumbrarse a vivir. Pero no espera que un milagro resuelva esta situación sino nada menos que el sentido común de la única persona que ella, encarecidamente, necesita que la escuche, es decir, la jueza María Claudia Morgese Martín, hoy la única persona en el mundo que podría detener la agonía de los Flores y hacer que llegue algo de alivio.

Doctora María Claudia Morguese Martín.

“Es la única que tiene la última palabra”, dijo, “y es la única que quedó con el caso de mi papá porque los otros dos jueces ya se bajaron. La doctora Morgese Martín es la única que está desde el principio. Es la mujer que ha decidido sobre la vida de mi papá, ahora va a tener que decidir sobre su muerte. Hace siete años que venimos luchando, en la Fuerza Aérea miran para otro lado, nadie nos escuchó, hasta ahora, que él comenzó con la huelga de hambre. Ojalá que esto le toque un poquito el corazón a la jueza y que sea más humana en cuanto a tomar decisiones respecto de la vida de alguien. Que vea la causa, que la revise ítem por ítem y realmente que haga justicia, si quiere justicia, que la haga, por favor”.

Este lunes 25 de Julio, habrá una marcha para pedir justicia en torno a Julio Flores. La misma tendrá lugar en la Plaza 9 de Julio, de la ciudad de Salta, a las 12.30 h.


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Compartir