¡Mis comentarios de Facebook!

62

Si a la señora intendente de Rosario, Mónica Fein, la tuvieron que asaltar dos malvivientes para que se de cuenta de la inseguridad de la ciudad en que es máxima autoridad…

¿Qué le tendría que ocurrir a la señora presidente, Cristina Fernández, para que se de cuenta del país que está gobernando?

Mañana se presenta el Lumia 920 con Windows 8. El 12 sale el iPhone 5 (se dice que superará al mentado Galaxy III).

Menos mal que nosotros somos el principal exportador latinoamericano de «caramelos». Ya me estaba desmoralizando.

Limones, también limones, no me tengo que olvidar. También somos primeros en «fabricación» e «industrialización» de limones.

Más allá de lo lamentable de la noticia, ojalá que este hecho desgraciado le sirva a nuestra intendente Mónica Fein para ponerse las pilas DE VERDAD en materia de inseguridad.

Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.
Cuanto más conozco a los argentinos, más quiero a los monos.
Cuanto más conozco a los kirchneristas… bué… me siento ya un naturalista.

Una pregunta… Me duele una muela. Estoy con antibióticos. ¿Sí o sí debo esperar a las ocho horas o se puede adelantar? Ya le pregunté a la dentista y me salió con no sé qué de los riñones que no entendí nada… En serio, no sé si me dijo “sí” o “no”. El tema es que si no me duele, me olvido de tomar el antibiótico; y si me duele… pucha… ¿no se puede adelantar? Ah, excelente tipa la dentista… al fin una. Eso sí, lo primero que me dijo: “¿Qué obra social tenés?”.

Richard Bach, autor de “Juan Salvador Gaviota” (el libro más responsable de mi afición por la lectura) está grave tras sufrir, justamente, un accidente aéreo.

Desgraciada noticia. 76 años. Mientras leía el artículo en Clarín – por arriba nomás – realmente temí una cosa, y que no tiene nada que ver con el accidente en sí: tenía miedo que compararan a “Juan Salvador Gaviota” con “El alquimista”.
Mencionaron a “El principito” y a “El profeta” (desconocido aún por mí este último), pero gracias a Dios no hicieron referencia a Coelho.

Hubiera sido un insulto… de los tantos a los que estamos acostumbrados.

Ahora sí… volviendo al concepto… lamentable noticia. Está grave, mientras recibe asistencia médica, en Washington.

De su autoría, también recomiendo “Ilusiones”. Muy lindo. Ah… una curiosidad: todos los libros de Bach que leí, es porque me los regalaron.

¡Gracias!

Se me está cruzando mucho por la cabeza dejar de fumar… pero no quiero crear falsas expectativas. También se me cruza mucho por la cabeza comprarme un BMW, y nadie enloquece por eso.

Hoy se me enojaron porque no gustó el fundamento que di a mi sugerencia de meter preso al “nuevo líder” de la barra brava bostera:

“Portación de cara”, dije.

Perdón, ¿dije algo malo? ¿Erróneo aunque sea?

Lo que me espera: milanesas con arroz (aunque deba comer de un solo lado); quizás que hoy mire “Atrápame si puedes” (sí, ya sé… es viejísima, pero yo todavía no la vi); y, finalmente, lo mejor: continuar con mi lectura de “¿Qué es el arte?” de León Tolstoi (este tipo es magnífico. Fijate que Tolstoi desestima y ridiculiza absolutamente todas las concepciones de su época en cuanto al arte, todas ellas meras abstracciones que mezclan la belleza y el placer como fundamento básico. Tolstoi dice: “El arte es, sencillamente, un medio de comunicación destinado a trasmitir sentimientos elevados entre las personas”).

Tengo muchos defectos. ¡Tantos…! Y si Dios mismo se me pusiera enfrente y me dijera: “Te doy la posibilidad de cambiar todos tus defectos por el simple hecho de ser un malhumorado”, yo le diría: “Gracias, Dios… pero no. Mis defectos me honran como humano, vos lo sabés. Pero una persona malhumorada, ¡no tiene perdón tuyo!”.


Buscame en Facebook: http://facebook.com/davidrey11

Seguime en Facebook: PERIODISMO> para periodistas

Compartir