Preso Político inició huelga de hambre en Salta: «Me voy a casa o me muero»

Julio Narciso Flores está condenado a 25 años de prisión en el marco de los juicios de lesa humanidad. La justicia se basa en el testimonio de un exprisionero que, primero, dijo que no lo conocía y, luego de trece años, cambió inexplicablemente de parecer. Hace 7 años que está detenido y la prisión domiciliaria ya le fue negada cuatro veces.

642

Escribe: David Rey

Julio Narciso Flores tiene 64 años, es el Preso Político Argentino más joven del país y está condenado a 25 años de prisión en el marco de los llamados «juicios de lesa humanidad», donde le adjudican haber sido «el jerarca» de una organización delictiva cuando tenía apenas 18 años de edad, en el transcurso de la emblemática época del 70 en Argentina y cuando apenas era un cabo mecánico de aviones con solo ocho meses «de antigüedad». Hace apenas unas horas acaba de tomar una decisión difícil, pero que viene mascullando hace un par de semanas: iniciar una huelga de hambre. «Me estoy muriendo día a día hace ya siete años», señaló a DAVIDREY.com.ar

Todo el proceso en su contra se basa en un mismo argumento. El testigo que lo señala como «responsable», primero dijo que no lo conocía. Trece años después, desde Francia -donde reside- dijo totalmente lo contrario: que sí lo reconocía en una fotografía (a pesar de haber confesado que comía con sus «carceleros» y de que Flores, profundo salteño, tenía «tonada porteña»). Increíblemente la Justicia argentina tomó como «cierto» este testimonio y dictaminó que Flores debía morir en prisión. Lo acusan de más de 70 casos de «secuestros» y de ser «el jefe» de un organización represiva: tenía, entonces, 19 años y apenas 8 meses de pertenecer a la Fuerza Aérea como cabo mecánico.

Desde el penal donde está inexplicablemente detenido, la Unidad Penal Penitenciaria Federal III Martín de Güemes, de la provincia de Salta, Flores escribió una carta «de un condenado a muerte» que corrió como reguero de pólvora y que incluso fue publicada por el diario La Prensa, de Buenos Aires. Aquí también la subscribimos a conituación.

Carta-Flores-OP-2


DAVIDREY.com.ar se puso en contacto con Flores para conocer de cerca los motivos que lo llevaron a tomar tan drástica decisión. «Estoy dispuesto a llegar adonde tenga que llegar. Me estoy muriendo día a día hace siete años. Me voy a mi casa o me muero. Mi familia entiende la decisión que tomé».

Ya más de tres mil familias argentinas fueron devastadas por las absurdas decisiones de una justicia absolutamente «comprada» por el poder político, no solo el que ha decidido que los terroristas de antaño sean considerados cual «jóvenes idealistas» sino, además, de llevar a cabo un verdadero plan de exterminio contra todos aquellos que, hace casi cincuenta años, vestían el uniforme de algunas de las Fuerzas de Seguridad.

A Julio Narciso Flores ya le fue denegada cuatro veces la prisión domiciliaria y, al día de hoy, debe compartir prisión con peligrosos narcotraficantes. A pesar de la increíble situación que le toca vivir y de la dramática decisión que acaba de tomar, aseguró a DAVIDREY.com.ar que todavía espera un fallo razonable de parte de la justicia argentina.

Escuchar entrevista a continuación:


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Compartir