¿Quién asesinó a Ángeles Rawson? ¿Un operativo de inteligencia?

201

Por Carlos Viana

“Cosas veredes Sancho”. Miguel de Cervantes Saavedra.

Llama poderosamente la atención que sobre el crimen de María de los Ángeles Rawson no se tenga en cuenta una hipótesis que cuadra con el caso.

Pasemos revista. Por lo que se sabe, María de los Ángeles llega a su casa y es probable que haya entrado, porque su llave estaba en el departamento. Cuando ella arriba al edificio, por las declaraciones, no había nadie de la familia. Parece que habitualmente no estaban a esa hora. Por las pericias, ella no fue violada. Tampoco el móvil parece ser el robo.

Ella llegó y podemos suponer que encontró a alguien en el departamento, probablemente el portero. ¿Si fue así, que habría estado haciendo él en un departamento privado?

Este hombre no tiene antecedentes de ladrón, pero podría haber estado buscando información, él o quien sea que asesinó a esta niña, porque no hubo violación, ni robo. No olvidemos que el padre de la chica, Franklin Rawson, participa de CELTyV (Centro de Estudios Legales Sobre el Terrorismo y sus Víctimas), una organización que está constantemente denunciando al gobierno por los presos políticos que tiene e investiga los asesinatos de los terroristas montoneros y del ERP.

De todas formas, fuera él o no, al cuerpo, necesariamente lo han trasladado entre dos o más personas. Si hubiera sido lanzado al basural, habría sido difícil encontrarla. Pero esto nos revela que hubo un plan o una reacción, que no es propia de un humilde portero, sino inspirado por profesionales, porque el trasladar el cuerpo de la víctima en plena luz del día, por lo menos dos personas, sin que nadie sospeche, no lo hace alguien asustado porque se le fue la mano, sino por criminales experimentados o profesionales de inteligencia.

Es raro que el juez imprevistamente llamara a todos los habitantes del edificio a declarar y que encargara de la tarea a la Policía Metropolitana. ¿No tiene confianza en la Policía Federal que depende del Ministerio de Seguridad?

Una funcionaría de este organismo habría presionado sobre el juzgado y la fiscal y no es creíble que sea por el problema de inseguridad que involucra el caso.

También es raro que el Ministerio de Seguridad le ofreciera a la familia de la víctima alojarse a su cargo en San Pedro, para alejarla de Buenos Aires y es más raro que los hermanos y el hermanastro de María de los Ángeles no hayan sido llamados a declarar, por lo menos hasta el martes.

¿Por qué el Ministerio de Seguridad y la jefa de fiscales ponen obstáculos a la investigación?

¿Por qué la esposa del portero dijo que su marido estaba protegiendo a alguien?

Antecedentes

Para quienes se extrañen con esta hipótesis, les respondemos que no tenemos que recurrir a la imaginación ni a las novelas de Ian Fleming para sospechar y extrañarnos porque nadie analiza esta probabilidad.

En 1953, Juan Duarte fue encontrado en su departamento supuestamente suicidado. Su madre no lo creyó nunca, porque las operaciones corruptas de su hijo manchaban al cuñado del muerto, el Presidente de la República.

Recordemos que, durante la presidencia de Arturo Illia, un Coronel retirado peronista, relacionado estrechamente con Perón, tenía a un suboficial como secretario. Estando ausente de su departamento, la esposa sorprendió al secretario revisando los papeles del Coronel y lo acusó de estar espiando. Éste, con total sangre fría, la golpeó, la ató y la tiró por una ventana de un octavo piso. La mujer sobrevivió lo suficiente como para denunciar al asesino, que fue arrestado cuando se dirigía a la frontera paraguaya. No fue éste un crimen común sino un operativo de inteligencia frustrado.

Al general Aramburu, lo secuestran en su departamento. Posteriormente lo tortura y asesina el primer grupo de montoneros, que estaban siendo utilizados por la Inteligencia que manejaba el Ministro del Interior de Onganía, General Imaz, para evitar un golpe contra su Presidente. Fue un operativo de inteligencia lamentablemente con éxito.

Durante el gobierno de Alfonsín, hubo también hubo una muerte dudosa de un Jefe de Policía.

Durante el período de Menem, el Comodoro Etchebarne se suicida sospechosamente después de renunciar como Director de la Aduana.

¿Quién puede matar a una joven de 16 años?

Antecedentes sobran. Entre las organizaciones terroristas Montoneros y ERP asesinaron a más 50 niños de entre 9 meses y 15 años de edad. Juan Eduardo Baños tenía tres años, María Cristina Viola, también tres años, mientras que su hermana de seis años resultó gravemente herida en la cabeza. David Kraiselburd, de sólo nueve meses de edad, fue secuestrado y presuntamente asesinado por terroristas montoneros, que dos años antes habían asesinado a su abuelo Director del diario El Día de La Plata. En esa época, Cristina Fernández y su novio Néstor Kirchner vivían en La Plata y tenían relaciones con miembros de este grupo terrorista. ¿Sus amigos les contaron sus crímenes?

No estoy acusando a nadie pero todo lo expuesto nos permite suponer sobre un operativo de inteligencia, que fracasó por el retorno inesperado de la niña o por un aviso al padre de ella, que investiga los asesinatos cometidos por terroristas. A la mayoría de los periodistas influidos inconscientemente por el gramscismo les resulta difícil sospechar esto.

Si fuera así, los montoneros habrían agregado a los más de 50 niños que asesinaron, una víctima más.

Sustraído de: HACER.ORG

Compartir