Se vacunó obligada por el trabajo y quedó con problemas cardíacos; para reincorporarla, le piden que se vuelva a inocular

6186

Escribe: David Rey

Maira se vacunó con la porquería de moda y tuvo que pedirse un día en el trabajo porque no se sentía bien, como tantos. Pero con ella terminaron siendo varios días. Tras visitar al médico -que, en realidad, terminaron siendo varios-, Maira terminó con una pastilla de por vida a raíz de un problema en el corazón, justamente y nada menos. Ella se vacunó “obligada porque se lo exigían en el trabajo”. Ella es cajera de una importante cadena de supermercados y no llega a contar con veinte años de edad. El médico fue concluyente, tras considerar la perfecta salud de la que gozaba la joven antes del pinchazo: «Esto fue la vacuna».

Tras todo el tiempo de estudios y recuperación, Maira se halló en condiciones de regresar a su trabajo. Pero se encontró con que, en el mismo, para “poder reincorporarla”, le exigieron que traiga “el carnet” donde constara que se había vuelto a inocular, es decir, que se haya puesto la segunda o tercera dosis- además de aquella que le había hecho mal.

Increíble, ¿no?

El abogado le aconsejó a Maira que se presente a trabajar igual, sin el estúpido “carnet” que le piden. En lugar del mismo, ella les puede llevar todos los estudios que se realizó, todos los certificados de los médicos que le desaconsejaron seguir poniéndose la porquería de moda y, de paso, el deseo y la necesidad de retornar al mismo trabajo que le originó una afección al corazón que deberá tener toda su vida.

Este editorial está al tanto de lo mismo y espera que Maira no tenga mayores inconvenientes al momento de retomar con sus actividades laborales. También espera que la empresa -muy grande e importante- se haga cargo de los costes y de las consecuencias que solo y únicamente por su imposición causaron a su joven empleada.

La porquería de moda nunca fue obligatoria, ni lo es. Aquellas personas o empresas que directa o indirectamente obligaron a sus empleados a inocularse han cometido un terrible delito que, tarde o temprano, van a tener que pagar. Por lo pronto, vayan pensando en cómo morigerar la que les espera… haciéndose cargo de los daños inmediatos que han causado. Les va a resultar más barato.

DAVIDREY.com.ar se reserva la identidad de la trabajadora, el nombre de la cadena de supermercados, espera novedades y queda a entera disposición. Noticia… en desarrollo, pues.


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

A través de Paypal, enviá a info@davidrey.com.ar

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Alias: DAVIDREY11

Y podés enviar, desde el exterior, a través de Paypal. Enviá a info@davidrey.com.ar

Compartir