«Si esto no es terrorismo sanitario, ¿qué es?»

945

Entrevista al Dr. Leonardo González Bayona, médico de familia e integrante de Médicos Epidemiólogos Metadisciplinarios.

Escribe: David Rey

«A toda hora, a tu disposición». Estas fueron las palabras con las que el doctor Leonardo González Bayona, quizá instado por el mismo oficio, finalizó la entrevista que gentilmente me concedió. En rigor, todo su abundante -y ciertamente difícil de interrumpir- argumento clínico respecto del mentado coronavirus tal vez se funde en el mismo espíritu que usa con sus pacientes: ante todo, llevar calma, tranquilidad.

La calma y la tranquilidad que seguramente perdió luego de semanas de haberse quedado varado en Río de Janeiro, donde había ido de vacaciones y donde se encontró con el capricho de la Organización Mundial de la Salud más que con la misma pandemia. Entonces, smartphone en mano, se puso a registrar todo cuanto ocurría a su alrededor: es decir, nada de lo que los titulares anunciaban de modo terrorífico.

Dr. Leonardo González Bayona (Photo: Facebook).

De ahí que prácticamente todos hayamos recibido alguna vez durante todos estos meses de cuasi confinamiento algún video de un médico que hace eso: mostrar que no todo es como dicen los medios, que no hay tales hileras de cadáveres colmando las calles, que las guardias de los hospitales no están atiborradas de gente muriéndose y que el virus, en definitiva, no es tan mortífero como se dice.

«La palabra no es inocente», dijo, «con la palabra los médicos podemos curar o enfermar. Los medios de comunicación, por su parte, se encargaron de transmitir una película de terror. Llegué a un punto (en Brasil) en que no aguanté más y me dije «no veo ríos de muerte» tal como anunciaban las predicciones… Yo fui a ver si realmente pasaba lo que decían que pasaba».

Tal fue la llegada que logró con sus videos por Río de Janeiro que, según aseguró, incluso lo llamaron, con un número de Buenos Aires, nada menos que para amenazarlo de muerte.

Por otro lado, González Bayona señaló: «Ninguno de nosotros (Médicos Epidemiólogos Metadisciplinarios) niega la existencia del virus. Nosotros cuestionamos la magnificación del problema, la exageración, la desinformación que se realiza a partir de la incertidumbre. También cuestionamos la no aceptación de voces diferentes, de opiniones de expertos que podrían haber colaborado para diseñar una estrategia mucho mejor que este desastre de hoy».

«A la gente no se la ha cuidado», completó, «yo veo que aquellos países donde no hubo cuarentena tienen menos muertos que en los que sí hubo. Los muertos están, pero las cifras han sido infladas. Hay personas que mueren por otra cosa y le ponen que murieron por COVID, y esto es terrorismo (…). Hay una intención de poner una vacuna sea como sea, una vacuna que no tiene el tiempo ni el estudio suficiente. Si dio resultado el dióxido de cloro, si dio resultado la ivermectina, el ibuprenato sódico… ¿por qué las autoridades sanitarias se cierran en no ayudar con esto a la gente que se está muriendo? Impiden esto porque no hay evidencias y nos quieren vacunar con algo que no nos dicen que es lo que tiene, porque hay un pacto de confidencialidad… ¡y encima te van a obligar a vacunarte! Si esto no es terrorismo sanitario, entonces, ¿qué es?».