«Sumisión o Reacción Patriótica», por el Mayor Hugo Reinaldo Abete

Según el militar, "el sistema político en la Argentina ya está agotado, la legítima representatividad no existe, la genuina participación tampoco, la justicia es instrumento del gobierno de turno y la división de poderes es una falacia".

519

Sr. Director:

Desde hace muchos años, en más de 100 cartas de lectores, artículos, libros, charlas y conferencias vengo intentando explicar:

  • Que en el mundo se viene desarrollando una revolución anticristiana que pretende terminar con todo vestigio de lo que significa la cultura cristiano católica tradicional. Y que, obviamente, la Argentina no está exenta a estas pretensiones hoy representadas en las políticas del Nuevo Orden Mundial (NOM).
  • Que en la Argentina no se vive en democracia sino en un proceso revolucionario enmascarado detrás de una democracia totalmente degenerada y corrupta en la que sus principales protagonistas, los políticos de los partidos, no luchan ni procuran el bien común de los ciudadanos sino el personal, y a lo sumo el del partido, teniendo como principal objetivo el mantenerse en el poder.
  • Que, desde 1983 a la fecha, se han agravado enormemente todos los males económicos, deuda y entrega de nuestros recursos naturales y se ha degradado moralmente al país a límites antes insospechados. Y este vaciamiento y degradación ha tenido como principales responsables, a la clase política casi en su totalidad ya que han pasado por la conducción del país los partidos políticos más representativos de las diferentes ideologías.
  • Que para llegar a esta situación fue necesario a lo largo de todos estos años, desnaturalizar a las instituciones fundamentales y fundacionales de la Patria: la Iglesia Católica y las FF.AA. Si ya en 1990 los “carapintadas” denunciamos y nos manifestamos en cuatro pronunciamientos militares por el estado de indefensión nacional, hoy en 2022, no quiera el lector imaginar a qué niveles ha llegado ese estado de indefensión. Y ni hablar de la Iglesia Católica en la que algunos obispos y curas muy confundidos, confunden a los feligreses pregonando interpretaciones materialistas y socialistas de la pobreza que exaltan el resentimiento y la lucha de clases. Curas de la Iglesia del NOM que les llaman. 
  • Que el sistema político en la Argentina ya está agotado. La legítima representatividad no existe, la genuina participación tampoco, la justicia es instrumento del gobierno de turno, y la división de poderes es una falacia. 
  • Que los políticos defensores de ese sistema al que ven como un gran negocio, deben ser apartados de la conducción del país y su lugar ocupado por verdaderos patriotas que procuren el bien común y asuman los cargos por vocación de servicio y amor al prójimo y no por cuánto dinero van a poner en sus bolsillos.
  • Que tradicionalmente, por origen, la Argentina ha sido un país Católico con todo lo que ello conlleva no sólo religiosamente sino culturalmente y que el enemigo de este estilo de vida encabezado por el Nuevo Orden mundial y sus brazos ejecutores, la masonería, el marxismo, el liberalismo, el satanismo, el anarquismo, el nihilismo, el sionismo y demás organizaciones que pretenden la destrucción del orden social cristiano, en los últimos años, han lanzado su batalla final tratando de imponer en el mundo entero el aborto y la ideología de género. 
  • Que tanto el aborto como la ideología de género constituyen los principales y fundamentales objetivos a alcanzar por el NOM para destruir por completo el orden social cristiano, arrasando con la familia tradicional y quitando a Dios del corazón de los hombres. De ahí la gran virulencia que a diario vemos en los ataques hacia quienes se oponen a estas políticas destructivas y antinaturales.

Y ante todo esto que he dicho y escrito hace tiempo, hoy humildemente digo:

Que la Argentina, a grandes rasgos y más allá de las distintas banderías políticas, se encuentra dividida en dos grandes bloques totalmente antagónicos. Por un lado, están quienes ejercen el poder y todos sus acólitos (desde la extrema izquierda a la derecha, ya que hay seguidores en todo el espectro ideológico), que sirven a la revolución anticristiana adhiriendo a todas las políticas del NOM y de la agenda 2030. Y por el otro, una gran masa de argentinos que pretenden “vivir como Dios manda” (más allá de cualquier ideología o religión, católicos o no), y no quieren para la Argentina un país comunista y anticristiano.

Que, ante estas dos grandes divisiones, en la que el poder actual busca en forma autoritaria, arbitraria y persecutoria la sujeción de la otra parte de la sociedad, sólo quedan dos caminos:

  • El de la sumisión, es decir, el camino de no hacer nada y aguantar todo lo que venga del poder autoritario. “Ellos tienen el poder y no podemos hacer nada”. Es el camino que eligieron los venezolanos que no se fueron de su país y se sometieron a vivir sin libertad y oprimidos por el régimen.
  • El de la reacción popular, el de los Patriotas Argentinos que no estén dispuestos a cambiar su estilo de vida y tengan su corazón pronto para dar un importante testimonio en defensa de los valores tradicionales de nuestra Patria Católica y Sanmartiniana. Y cuando digo Patriotas Argentinos, estoy hablando de civiles, militares, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, Veteranos de Malvinas… absolutamente Todos los Patriotas. 

Como hombres de Fe, creyentes absolutos de la Providencia Divina, aguardemos con Esperanza lo que Ella disponga y preparemos nuestras mentes y corazones para cumplir su Santa Voluntad.

¡Viva Cristo Rey!  ¡Viva María Reina!

¡Por Dios y por la Patria!

Hugo Reinaldo Abete – Ex Mayor E.A. 
Buenos Aires, 24 de septiembre de 2022 


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Completo-zoom.jpg

Te invito a que me ayudes a seguir haciendo PERIODISMO INDEPENDIENTE.

A través de Paypal, enviá a info@davidrey.com.ar

Podés hacerlo a través de Mercado Pago.

Clic aquí para aportar con $ 500 (pesos argentinos);

Clic aquí para aportar con $ 1000;

Clic aquí para aportar con $ 2000;

Clic aquí para aportar con $ 5000.

¿Te parece otro monto? Enviá un mensaje a info@davidrey.com.ar y te respondo con un link para realizar el pago que quieras o, bien, podés hacerlo enviando dinero a mi CVU de Mercado Pago: 0000003100047927961753 (alias: davidrey11.mp)

También podés transferir directamente a mi cuenta bancaria del BANCO GALICIA:

CBU: 00702333 30004016158682;

Alias: DAVIDREY11

Y podés enviar, desde el exterior, a través de Paypal. Enviá a info@davidrey.com.ar

Compartir