«Vamos a volver a Bahía Blanca»

77

Captura

Los autores de «Cuando el relato es una farsa» hablan luego de que militantes de izquierda impidieron la presentación de el libro en esa ciudad.


Fuente: La Nueva Provincia (Bahía Blanca, Argentina)

La presentación del libro Cuando el relato es una farsa, la respuesta a la mentira kirchnerista, escrito por Nicolás Márquez (38) y Agustín Laje (24), resultó ayer infructuosa en nuestra ciudad, debido a «presiones» de «sindicalistas del oficialismo, de la CTA, Partido Comunista, Aduns y organizaciones de Derechos Humanos», que pocas horas antes amenazaron con tomar represalias en los dos lugares asignados sucesivamente para desarrollar el acto, según reconoció uno de los autores.

Ayer, pasadas las 20, se determinó que el evento quedó definitivamente suspendido, luego de descartarse, para hoy, la posibilidad de utilizar las instalaciones de un hotel céntrico.

«En esta ocasión no vamos a hacer el acto, pero nos comprometemos a volver antes de fin de año y hacerlo. De todas maneras, quiero dejar en claro que el libro ya está a la venta en las librerías de Bahía», aclaró anoche Márquez.

La obra, que según ambos autores «apunta al corazón del kirchnerismo en sus puntos esenciales», iba a ser presentada en primer término en el Sindicato de Correos (Castelli 237), aunque pasado el mediodía se notificó a los organizadores que no iba a ser posible.

Sobre la marcha se cambió el lugar y se designó el Centro de Consignatarios, en la avenida Alem 858, pero una hora antes del encuentro sucedió lo mismo.

«Las autoridades del salón señalaron que recibieron presiones y amenazas y que deseaban preservar el edificio», se disgustó Márquez, quien dijo sentirse «sorprendido». En la vereda de ese inmueble, incluso, se produjo una manifestación de los activistas.

Nunca antes.

«Desde 2004 he venido a Bahía Blanca a presentar libros en un marco de libertad. La última fue en 2011 y fue una excelente experiencia», sostuvo.

Recordó que en este caso se trata de un libro «muy nuevo», que acaban de presentar Ricardo López Murphy y Vicente Massot en Mar del Plata, con una respuesta impresionante.

«De manera que creemos que aquellos que lo censuran aún no lo han leído», apuntó.

«A partir de ahora recorreremos todo el país para desarrollar este acto cívico-cultural, que tanto revuelo causó acá y que no tiene ninguna connotación», explicó.

Reiteró que tanto a él como a Laje les hubiese «encantado» que los detractores al menos hubiesen leído la obra para luego manifestarse en desacuerdo y discutirlo punto por punto.

«Queremos aclarar que la obra no trata de los años 70 sino sobre el kirchnerismo. Esto nos hace pensar que esta gente (por los sectores que se mostraron en contra) está ligada al gobierno», especuló.

Ayer, ambos autores sintetizaron algunos aspectos de su trabajo, que apunta «al corazón del kirchnerismo en sus puntos esenciales, como su política de Derechos Humanos, la relacionada con los medios de comunicación, la construcción del relato, la corrupción, etc.».

Relató Márquez que la primera mitad es una biografía de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

«Contamos su vida personal, asuntos psicológicos, influencias ideológicas, militancia política, su rol durante el gobierno militar y su postura cuando edificaron su poderío en el sur. Es decir, sus diferentes vaivenes ideológicos adecuados a cada circunstancia», definió.

Luego, se explayaron sobre el kirchnerismo como gestión de gobierno.

«Allí nos detenemos a analizar en profundidad los cuatro o cinco puntos más importantes del gobierno, que creemos que hay que desmitificar. Uno está relacionado con los Derechos Humanos. Esto es, seguramente, lo que más irrita a estos ‘personajes_», concluyó.

El domingo, horas previas a la visita a la ciudad, y ante una consulta referida a «lo bueno» que rescatan del kirchnerismo, Márquez señaló: «En política, a la hora de analizar una gestión de gobierno, no existe el mal absoluto ni el bien absoluto, lo que existen son tendencias, y la tendencia nos dice que el kirchnerismo ha sido una verdadera tragedia anestesiada por el boom sojero».

Agregó: «Si tuviésemos que rescatar algo, diríamos que Néstor y Cristina han sido maestros involuntarios que nos han enseñado todo lo que no se debe hacer para que un país entre en la senda del progreso y se sume al concierto de las naciones prósperas del planeta».

Márquez y Laje definieron al libro, de 300 páginas, como una obra biográfica por un lado y un ensayo político por el otro.

«Pero el elemento distintivo es nuestro enfoque ideológico, que está en las antípodas del gobierno», sostuvo.

Compartir