¿Votar a Carrió? ¿Qué cambia?

79
Captura

Por Manucho Noya Quintana

Sí, ya sé lo que me van a decir: «Carrió es la única que denuncia a los K», «Lilita es honesta», «No transa», «Siempre va de frente»…

No voy a negar esos hechos porque sería injusto, pero…

¿Y entonces, por qué no votás a Carrió? (Ya estoy escribiendo como CFK, la puta madre). No voto ni votaría a Carrió porque es IGUAL a CFK.

¿En qué?

¿Cómo en qué?

Sí, ¿en qué es igual Lilita, la reina de la lucha contra la corrupción, a CFK, la reina de la corrupción?

Es obvio. En que ambas son reinas.

¿Pero no es distinto una persona honesta de una deshonesta?

Sí, por supuesto que es distinta.

¿Y entonces?

Entonces que ser honesto no me parece un «plus», me parece una obligación. Me parece algo que yo le tengo que exigir a TODOS los candidatos.

¿Pero qué es lo que te jode tanto de Carrió?

Sencillo: Que es igual a CFK. O estás con ella y sus denuncias (muchas ciertas, muchas infundadas, muchas incomprobables, todas terriblemente publicitadas) o sos un antipatria, un corrupto, un delincuente, un degenerado, un deshecho humano… Y ambas coinciden en otra cosa, aunque por lo menos CFK lo hace desde la lógica partidaria: El verticalismo.

No digo que sea bueno, ni que los votantes debamos necesariamente aceptar esa propuesta (en realidad, creo que es nuestra obligación rechazar esos formatos dentro de un sistema democrático), pero que alguien que se dice peronista como CFK busque que el partido que lidera tenga una estructura totalmente verticalista es lógico. Ahora, que Carrió no pueda sostener ninguna estructura política porque la gente se le va ante su intransigencia, convengamos que es distinto… No digo que sea distinto en la práctica (porque a «La Reina» se le han ido varios al igual que a la «Aspirante a Reina») pero es distinto desde el punto de vista de lo que proponés.

Si vos me querés vender DEMOCRACIA, tenés que demostrármelo en el día a día, en la construcción política de tu espacio. Yo no espero del peronismo una estructura democrática. Yo sé que entre los pocos principios que guían a ese partido está la adhesión ciega e incondicional al conductor. La anulación de la volundad individual. La obediencia debida. La desaparición del libre albedrío. Es la columna vertebral del peronismo, lo vistas como lo vistas y lo enuncies como lo enuncies. Pero nadie puede -ni debe- esperar otra cosa del peronismo. Ahora, si vos te querés mostrar como alternativa, no podés hacerlo bajo las mismas estructuras que criticás, porque, ¿sabés qué? En política, la forma es CASI tan importante como el contenido. Y por momentos, MÁS importante.

Y Carrió te quiere vender lo contrario.

Carrió quiere que vayan todos presos, aunque no se les pueda probar ningún delito. Probablemente son todos culpables. No lo voy a negar. Probablemente incluso hay muchos mas motivos para meterlos en cana de los que Carrió podría llegar a denunciar (ni hablar de probar).

Pero vivimos en una democracia. Y en una democracia, si queremos que funcione, no podemos pretender que nadie termine preso porque a un líder se le ocurre que tiene que ser así.

¿Te la imaginás a Carrió de presidente? ¿Te pensás que sus discursos serían tan distintos de los de CFK? ¿Creés que Carrió no aprovecharía cada oportunidad de agarrar un micrófono para destruir a sus adversarios?

Fuente: Yo, opinólogo

Compartir